jueves, noviembre 26, 2015

Leído: Rashômon de Ryunosuke Akutagawa.





Los cuentos incluidos en el libro se escribieron a principios del siglo XX (1915-1922). Akutagawa fue un escritor muy extraño, atormentado y de estilo extravagante para su época cuya producción literaria se puede describir como “neorrealista”, sus cuentos tiene una fuerte carga ética y moral. Es de notar que la película “Rashômon” de Akira Kurosawa se basó en sus cuentos“Rashômon” y “En el bosque”. Akutagawa terminó suicidándose en 1927. Los cuentos son:
















* Rashômon.
Estamos en el medioevo japonés, justo en una época de pobreza y desesperación: Tokio ha sido golpeado por un terremoto, un tifón, sequía y la consiguiente hambruna por la destrucción de las cosechas. Un pequeño santuario conocido como Rashômon ha quedado en el abandono y el olvido debido a la emergencia y pobreza social que se vive. Toda madera extraible ha sido robada para ser vendida como leña, el lugar es usado como refugio y escondite para ladrones y asesinos y como no es vigilado, amontonan ahí a todos los cadáveres de las personas que asaltan y asesinan. La narración se centra en un exsirviente de samurai que acaba de ser despedido debido a la pobreza generalizada. Empieza a pensar que su única salida es convertirse en ladrón, idea que le causa repulsión moral. En ese momento oye ruidos en el montón de cadáveres, se asoma y ve a una anciana que le está desprendiendo el cabello, pelo por pelo, al cuerpo de una mujer. Inundado por un asco moral casi indecible, el exsirviente se planta frente a la anciana y le empieza a reclamar por su robo. La anciana le explica que en vida fue una mala mujer, y ya muerta está bien que ahora le robe el cabello. El exsirviente lo piensa un poco y le dice “entonces, no te importará que te robe ¿verdad?” y le roba lo único que lleva: el kimono, dejándola completamente desnuda en el oscuro y húmedo Rashômon. El cuento termina con el exsirviente, ahora ladrón, alejándose rápidamente en medio de la oscuridad.

Ladrón que roba a ladrón ¿tiene 100 años de perdón? ¿Y si otro ladrón le roba al ladrón de los 100 años de perdón? ¿También tiene otros 100 años de perdón o algo así? ¿No sería mejor tomar en cuenta que pensar así lleva a la disolución social y la decadencia moral?

* La nariz.
Otro cuento extrañamente ético y sutilmente moral. Todavía en el Japón medieval, ahora en un
templo budista, el monje de más alta jerarquía también se distingue por su nariz descomunal. De 16 cms y que le llega hasta debajo del mentón, es un incómodo colgajo de carne que le hace sentir atrozmente ridículo. El monje trata de averiguar por todos los medios posibles cómo reducir el tamaño de su nariz hasta que un día se entera del remedio de un médico chino para reducir narices grandes: el remedio es simplemente hervirlas y pisotearlas hasta que alcancen el tamaño deseado. Con la ayuda de uno de sus discípulos aplica el remedio a su nariz y, efectivamente, reduce su tamaño. Pero a los pocos días el monje empieza a notar algo: todos los que tratan con él se ríen a sus espaldas. Los de más alta jerarquía lo tratan con cortesía y deferencia, pero a su espaldas emite risillas apagadas y apenas contenidas. Sus discípulos y gente de menor jerarquía social de plano estallan en carcajadas apenas él les da la espalda. Insoportablemente mortificado, empieza a desear fervientemente que su nariz regrese al tamaño descomunal que tenía antes. Y un día amanece otra vez con su nariz descomunal. Akutagawa hace una sutil (muy sutil) sugerencia de que el remedio del médico chino sólo fue temporal. En realidad esto no importa, creo que lo importante es la sutil lección que nos deja: ¿realmente queremos lo que deseamos? Si tenemos algún defecto (físico, moral, intelectual), ¿nuestro deseo realmente es corregirlo? ¿Y si estando “normales” nuestra vida es peor? Ya lo dijo Gandalf el Gris: “ni los más sabios saben a donde llegan todos los caminos”.

* En el bosque.
Este es el cuento en el que se basa la trama principal de la película de Kurosawa: En un claro del bosque se ha cometido un crimen. Un campesino encuentra el cadáver de un hombre, un samurai. El Kebushi junta a varios testigos y personas involucradas con el crimen: el leñador que encontró el cuerpo, un sacerdote budista que vio al samurai y su esposa en la mañana, antes del crimen, el policía que capturó a Tajômaru, el bandolero que asaltó y asesinó al samurai, la suegra del samurai, es decir, la anciana madre de la esposa de Takejiro, el samurai, de nombre Masago, y al propio bandido Tajômaru; también se incluye la declaración de Masago, la esposa,que se refugió en el Templo Shimuzu y por último, la de Takejiro, el samurai muerto, en boca de una medium. Los testigos tan sólo describen las circunstancias que los relacionan con el crimen. Cómo el leñador encontró el cuerpo, cómo capturó el policía a Tajômaru, los datos acerca del samurai y su esposa que da la anciana; pero lo principal es la versión de los hechos que cuentan los involucrados: aunque los hechos son lo mismos, cada uno relata los hechos según su punto de vista. A diferencia de la película, en el cuento no hay conclusión ni una segunda versión del leñador; solamente queda como ejemplo de que la verdad se relata según la perspectiva de cada uno de los testigos.

* Kesa y Moritô.
Más que un cuento, una narración bastante extraña. Personalmente la tomé como una sutil crítica al rígido sistema de jerarquías y actitudes sociales que rigen aun hoy en Japón. Moritô es un hombre que un día ve a Kesa, una mujer casada y la convierte en objeto de sus fantasías sexuales; el deseo llega a ser tan intenso que la seduce y la posee. Pero una vez satisfecho su deseo, Moritô se da cuenta que Kesa no es una mujer valiosa, ni admirable, y por supuesto no está enamorado de ella; ni siquiera quiere ser su amante. Pero, por alguna razón, tiene que seguir con ella, hacerla su pareja e incluso asesinar al esposo de Kesa, cosa en la que ella está de acuerdo, por las mismas razones que Moritô, esto es, sin saber realmente el porqué. Tampoco ama a Moritô, y está plenamente consciente que él tampoco la ama. Su desliz con Moritô fue una simple travesura, y ahora que ya satisfizo su curiosidad, solamente le queda seguir el camino socialmente aceptado. La primer parte del cuento es el monólogo de Moritô, explicando toda su extraña historia, con sus reflexiones e introspecciones. Y la segunda parte es el monólogo de Kesa, también narrando los hechos desde su perspectiva, exponiendo sus sentimientos y reflexiones.

* El biombo del infierno.
Este relato está estructurado como crónica más que como cuento, es el más extenso y, al igual que el relato “ Kesa y Moritô”, destaca más por las descripciones del Japón medieval y su rígida estructura social. Se nos anuncia que la anécdota principal del relato es la que relata los hechos del biombo del infierno, pero para poderla apreciar y entender se deben narrar las anécdotas que dan contexto a la historia, sus personajes, actitudes, ideas, etc. Todo ocurre en el castillo de un señor feudal, el señor de Horikawa; hombre admirable y de gran carácter. En el relato se cuenta la vida y el carácter del pintor Yoshihide, encargado de pintar el biombo. Este pintor, huraño, perverso y solitario tenía solamente dos cosas que le importaran en el mundo: su arte y su hija, afable, simpática y tan diferente a su padre que ganó el afecto del señor de Horikawa. Una de las características más extrañas y extravagantes del pintor Yoshihide era su gusto por lo extraño, lo grotesco y lo feo: pintaba a las figuras religiosas como si fueran vagos, mendigos, prostitutas, etc., pero tenía un gran talento y sus pinturas y dibujos muy apreciados. Después de algunas anécdotas y narraciones donde el autor establece la forma de ser de Yoshihide y su hija, llega la historia final: el señor de Horikawa encarga a Yoshihide pintar un biombo que represente el infierno, el biombo del infierno, dado que está al tanto de sus aficiones y talentos. Pero sucede que Yoshihide tiene que ver escenas muy parecidas a sus escenas infernales para poderlas pintar con maestría, así se narra como Yoshihide tiene una caja llena de serpientes y consigue un búho amaestrado para que simule un ataque a uno de sus pupilos, entre otros incidentes y anécdotas, hasta que lega a la escena final: una lujosa carroza que cae contra el piso envuelta en llamas con una dama aterrorizada en el interior. Yoshihide quiere ver algo así para poder pintarlo y terminar su biombo del infierno. El señor de Horikawa accede a desbarrancar su carroza e incendiarla con una dama dentro para que Yoshihide pudiera ver la escena y pintarla. Cuando todo está listo, Yoshihide se da cuenta que la dama en la carroza es su hija. Al principio mira con horror e impotencia, pero después observa con fascinación cómo cae la carroza desbarrancada en llamas y con una dama aterrorizada dentro. Al final, Yoshihide termia su biombo del infierno, entrega su obra maestra y se suicida colgándose de un árbol. ¿Enseñanza moral? ¿El relato es admirable por sus retratos del Japón medieval? Yo no lo sé y creo que aquellos que lean “Rashomôn y otros cuentos” podrán tener diferentes perspectivas de la literatura de Akutagawa.

5018.11

lunes, octubre 26, 2015

Leído: “Cuentos de Ray Bradbury”, historias de Bradbury adaptadas al cómic, editorial Norma/CIMOC

Ray Bradbury cuentos by Ray Bradbury
My rating: 5 of 5 stars

Con toda una pléyade de dibujantes (supongo que casi hasta se pelearon por participar) como:
* Mike Mignola
* Dave Gibbons
* Richard Corben
entre muchos otros no tan famosos, pero igual de buenos.
CIMOC fue una revista de historietas española, muy dentro del estilo de Metal Hurlant y Heavy Metal; sobrevivió hasta 1995 y actualmente su nombre se usa en el portal web de Norma Editorial.

El Dragón, ilustrado por Vicente Segrelles.
En un páramo solitario, un par de caballeros andantes llegan para cumplir su misión: matar a un dragón. Es un dragón temible y poco común, sin embargo, tiene mil ojos ciegos iluminado por las llamas del infierno, una coraza protectora impenetrable a cualquier lanza o flecha, siempre está en una veloz carrera hacia ninguna parte y emite un sonoro, agudo y desagradable aullido que se puede oír en toda la comarca. Todos los caballeros que han intentado matar al dragón han muerto en el intento, los rumores se han esparcido debido a los escuderos que han logrado sobrevivir a tan sobrecogedora visión. El caballero del cuento enfrenta su misión con determinación y valor, aunque su escudero está seguro del fracaso y la muerte.
Repentinamente, oyen a lo lejos el aullido del dragón que se acerca, así que el caballero se prepara para llevar a cabo su mortal enmienda.
Envuelto en la neblina, aullando estridentemente y con sus mil ojos iluminados, aparece el dragón, moviéndose veloz en su carrera a ninguna parte. El caballero lo embiste con su lanza, pero el dragón es verdaderamente formidable: el golpe de la lanza no lo afecta ni desvía de su carrera, en cambio, el caballero es lanzado de su montura, lejos, malherido y con el fracaso encima.
Dentro del dragón, el par de maquinistas apenas perciben la embestida de un hombre a caballo, hablan entre ellos del extraño fenómeno de que en ese páramo aparecen hombres con vestimentas extrañas que inútilmente embisten la locomotora, por eso siempre tocan el silbato apenas se acercan a ese páramo, para anunciar que van a pasar.
Por cierto, los mil ojos iluminados son el faro central de la locomotora y las ventanillas de los vagones.
Bradbury nos presenta la idea de que hay lugares donde se encuentran vórtices o distorsiones espacio-temporales, donde el pasado se encuentra con el presente (o el presente con el futuro, desde el punto de vista de los caballeros andantes).
Vicente Segrelles es un dibujante español muy apreciado y famoso en Europa. Es un ilustrador muy técnico que trabajó ilustrando revistas técnicas y científicas en la década de 1970s, poco a poco empezó a ilustrar portadas de revistas y libros de ciencia ficción y fantasía hasta que a principios de los 80s decidió dedicarse de lleno al cómic. Su trabajo más popular y aclamado es el cómic “El Mercenario” (creo que el último volumen que publicó fue el 13 en 2004).


Ven a mi sótano, guión y dibujos de Dave Gibbons.
El viejo y conocido tema de la invasión extraterrestre, pero tratado de forma increíblemente sutil y sin concesiones al lector, casi forzándolo a usar su imaginación para completar la trama.
En un día normal, en un suburbio estadounidense normal. Con una familia normal, con sus ocupaciones y rutinas normales, no ocurre nada anormal, aparentemente.
Poco a poco se va desenmarañando la trama y el personaje principal se da cuenta que una pequeña y aparentemente inocente bandeja de champiñones que sobreentusiasma a los adolescentes en realidad son una especie de instrumento de control mental. La charola de champiñones llega mediante paquetería de entrega inmediata y los adolescente que la reciben se entusiasman mucho porque el fabricante promete que son de crecimiento ultrarrápido y que solamente necesitan un lugar húmedo y oscuro para prosperar. Los chicos se entusiasman tanto que presionan a los adultos para que los prueben y coman.
Pero aquellos que comen los champiñones dejan de ser ellos mismos. No es una amenaza, no parece peligroso, pero a nadie le gustaría olvidarse de quién es y a quienes quiere.
El cómic cierra con el personaje principal entrando al sótano donde su hijo ha cultivado sus champiñones, dispuesto a probarlos.

Dave Gibbons es un dibujante de origen inglés que formó parte de la “ola inglesa” que revitalizó a Marvel y DC en la década de los 80s del siglo XX. Aunque ha estado muy activo y ha participado en muchos cómics, su fama principal está cimentada en sus colaboraciones con Alan Moore y sobre todo, con su obra maestra, “The Watchmen”.


Encuentro Nocturno (de Crónicas Marcianas), guión y dibujos: Daniel Torres.
Esta historia ocurre dentro del contexto de “Crónicas Marcianas”: los humanos han colonizado Marte y viven en el planeta como si se tratara de un territorio virgen y salvaje (no muy científico porque la gravedad es igual a la terrestre, la atmósfera es respirable, la presión, los gases atmosféricos, etc., pero la fantasía es perfectamente disfrutable). Un hombre se dirige a una fiesta en una ciudad cercana, y en el camino se topa con un marciano que también va a una fiesta. Cuando el humano lo observa bien, se da cuenta que el marciano es transparente, ¡es un fantasma!, pero para el marciano, el humano es el transparente, el fantasma y él es real. Hablando entre sí, el humano se da cuenta de que el marciano sigue viendo a Marte como un bosque, con mares y ciudades, así que supone que es una aparición del pasado. Pero desde el punto de vista del marciano, el terrestre es el que sigue viendo a marte como un desierto con algunas ciudades humanas, como si viniera del una época pasada en que no había vida en Marte.
Quizá lo que es pasado para uno, es el futuro para el otro, ¿quién sabe? Simplemente se despiden amistosamente sin llegar a conclusiones.
Otra vez Bradbury nos presenta lugares donde se encuentran y se mezclan pasado y futuro.

Daniel Torres es un dibujante español cuyo trabajo es bien conocido y popular en Europa. Su obra más conocida es Rocco Vargas, aunque también ha trabajado en Estados Unidos, destacando la obra “The Spirit” donde hizo mancuerna con Alan Moore.
Es de destacar su estilo artístico muy parecido al estilo de dibujo de Moëbius.


Tyrannosaurus Rex, guión y dibujos: Toni Garcés.
Un pequeño cuento que muestra el humor desenfadado e ingenioso de Bradbury en una historia homenaje a Ray Harryhausen.
El cuento está centrado en Terwilliger, talentoso maquetero y mago de los efectos, especializado en las miniaturas la animación stop-motion y sus desavenencias con el avaricioso productor Clarence, que lo hostiga, para que “termine rápido y haga al Tirannosaurus Rex verdaderamente monstruoso”. Sin embargo, debido a la insoportable presión, Terwilliger anima al tiranosaurio basándose en las actitudes y el aspecto de Clarence que lo despide apenas se da cuenta de lo que pasa.
Sin embargo, la película está casi terminada y hay gente que ya ha invertido dinero en ella, así que debe terminarse y estrenarse. El abogado de Clarence se le ocurre una pequeña estratagema: le dice a Clarence que hizo al tiranosaurio basándose en él porque en realidad el sr. Terwilliger lo admira mucho. Clarence queda convencido y feliz, deja que Terwilliger termine la película y el día del estreno una niñita le pide un autógrafo. Clarence, exultante, no sabe que la niñita es la hija menor del abogado que fue convencida para que la estratagema se cerrara con broche de oro.

Toni Garcés en un dibujante español que se ha desarrollado más como ilustrador; su participación como historietista se dio durante el boom del cómic adulto en España (1967-1986), aunque también ha llegado a publicar muchos trabajos en catalán y español.


La ciudad, adaptación y dibujos: Mike Mignola.
Una historia verdaderamente intrigante, misteriosa y espeluznante totalmente adecuada para el lenguje gráfico-secuencial de Mignola.
En un planeta anónimo, después de 20,000 años desde su descubrimiento de parte de los humanos, éstos regresan a investigar para poder colonizar. Pero 20,000 años (200 siglos) son demasiado tiempo y los humanos han olvidado que en ese planeta había vida, lo habitaba una raza antigua y sabia que entró en guerra con la humanidad y fue borrada mediante guerra bacteriológica. Lo que tampoco saben ni se imaginan es que una de las últimas cosas que hicieron esos seres antes de desaparecer para siempre fue construir la ciudad como una sola entidad robótica y con una avanzada inteligencia artificial, construida con un sólo fin: vengarse de la humanidad. Así que la ciudad poco a poco va capturando a los exploradores y los convierte en organismos cibernéticos con una sola misión preprogramada: buscar las últimas bombas bacteriológicas existentes, cargarlas en su cohete y viajar directo a la Tierra.

El estadounidense Mike Mignola es increíblemente popular y famoso por su cómic Hellboy iniciado en 1994 y que ha generado multitud de spin-offs, además de 2 películas (hasta ahora, se rumora la 3a) y 2 filmes animados que se distribuyeron directamente en video, aunque antes de Hellboy trabajó como ilustrador en otros cómics y ha trabajado tras bambalinas en varias películas, animadas y de acción real (hay que destacar su trabajo como ilustrador en Bram Stocker's Dracula de Coppola (1992).


A punto de explotar, ilustrado por Sean Phillips.
Un cuento sicológico típicamente Bradburiano, basado en una estadística bastante sorprendente: el índice de criminalidad aumenta conforme aumenta la temperatura. Dos ancianos se dedican a observar a la gente, a especular sobre sus emociones, lo que los mueve, lo que los motiva, lo que los hace felices o los pone tristes o lo que los hace enojarse, lo que los hace salirse de sus casillas. Un día les llama la atención el comportamiento de una señora que se la vive de mal humor. Siempre está enojada y tiende a mostrarle su mal humor e impaciencia a todo el que encuentre en su camino; los ancianos ya saben a donde conduce este tipo de comportamiento, va a causarse daño a ella misma o a alguno con los que se crucen en su camino por lo que deciden tomar acción, advertirle de las consecuencias y tratar de prevenir tan fatal desenlace. Se presentan y le explican paciente y detalladamente las causas de su pérdida de control, su mal humor y sus posibles consecuencias. Pero como es previsible, la señora del mal humor los acusa de estarla espiando y los corre de su departamento. Los ancianos, decepcionados y asustados ven entrar al departamento al esposo también con modales ásperos y violentos; totalmente impotentes, se sientan en una mesa del café que está frente al edificio a esperar el fatal desenlace.

Sean Phillips es un historietista británico que ha trabajado en diversos cómics ingleses y estadounidenses. Formó parte de la “invasión inglesa” de los 80s en el mundo de los cómics en DC y Marvel. Su participación más notable fue en Hellblazer.


Trozo de madera, guión y dibujos Mark Chiarello.
Otro relato de fantasía sicológica, ahora basada en el instinto de agresividad humano y de nuestra futilidad al tratar de imponer la paz.
Dos hombre están un una oficina, hablando. Uno de ellos está sentado, como si fuera acusado de algo, es el sargento Hollis; el otro está de pie, es su comandante. El sargento pregunta que qué pasaría si pudiéramos conseguir la paz mundial, si realmente pudiésemos inutilizar todas las armas del mundo. El comandante le está explicando que eso sería una tragedia de proporciones colosales. Cada país pensaría que es el único desarmado, y su indefensión provocaría suicidios en masa; todas las bolsas de valores colapsarían. ¿Y si fuera inútil volver a hacer armas y rearmarse nuevamente? La humanidad seguiría en guerra aunque fuera a puñetazos y patadas, contesta el comandante.
La violencia y agresividad natural de la humanidad no pueden cancelarse.
Cuando el sargento le revela que realmente ha inventado una forma para oxidar todo metal, de inutilizar todas las armas de forma permanente, el comandante no le cree, aun cuando el sargento le muestra el dispositivo móvil que logra este efecto pero que aparentemente no causa efectos perceptibles.
El comandante empieza a escribir una recomendación médica y lo envía con el doctor de la base, pensando que el pobre ya ha perdido la cordura. Hasta que trata de sacar su pluma del bolsillo para apuntar algunos datos y no puede porque la pluma está oxidada más allá de cualquier reparación. Con sorpresa y angustia se da cuenta que es cierto: el sargento va a oxidar todas las armas y va a terminar con la guerra. Desesperadamente se comunica con el puesto de control y les dice que abatan al sargento a tiros, sin preguntas. Tan sólo que lo maten, pero contestan que no pueden porque sus armas están oxidadas. Trata de tomar su pistola, pero está oxidada. Mira su silla y se da cuenta que es de madera, una buena, dura y resistente madera, asi que la rompe, le quita una pata para usarla como garrote y va en busca del sargento.

Mark Chiarello es un pintor y dibujante estadounidense que se desempeña más como editor de cómics que como historietista. Aunque ha participado en algunos números de Batman y Hellraiser, ha trabajado más tras bambalinas como colorista de Hellboy y como editor de casi todos los ejemplares de la polémica Before Watchman.


La bruja de abril, adaptación y dibujos: Jon J. Muth.
Fantasía onírica y de gran belleza estética típica del estilo original y casi inimitable de Bradbury.
Cecy Elliot es una bruja que vive en Illinois, pero no es una bruja clásica del folklore anlgosajón: vieja, verdosa y llena de verrugas. Tampoco es una hechicera sexy y divertida tipo Vampirella. Es simplemente una chica como cualquier otra que tiene el poder mágico de desprenderse de su cuerpo huesudo y habitar cualquier otra entidad: piedra, planta, insecto, flor…, lo que sea, para recorrer mundo y vivir aventuras. A los 17 años tiene unas ganas tremendas de vivir y enamorarse, así que una noche abandona su cuerpo y vuela (obviamente NO en escoba) en busca de aventuras. Va a una chica de 19, Ann Leary, sacando agua de un pozo; llena de curiosidad le empieza a hablar diciendo que es el viento, una hoja que cae al pozo, una gota de agua que Ann bebe con avidez, mientras Cecy cohabita el mismo cuerpo que Ann. En eso aparece Tom, un vecino de Ann y enamorado de ella, aunque a ella no le atrae y le es indiferente. Cecy, con su impulso juvenil, se enamora locamente de Tom.
Así que Tom tiene que tratar con la que cree que es Ann y que es y no es, a una invitación a un baile, le contesta que no y luego que sí, que se muestra distante, pero cariñosa. Debido a que Tom ya a conseguido un trabajo lejos de ahí, Ann (y Cecy) le dan un beso de despedida y le hacen prometer que visitará a Cecy Elliot, una amiga de Ann. Tras eso, Cecy (y el cuerpo de Ann) le dan un beso lleno de pasión antes de que Cecy abandone el cuerpo de Ann y regrese a su pueblo.
La historieta cierra con Cecy en su casa, llena de ilusión, esperando la visita de Tom.

Jon J. Muth es un artista estadounidense que trabaja más como ilustrador de cómics li libros para niños que como historietista. Aunque su obra principal es artística y de libros para niños, ha participado en muchas historietas estadounidenses de Marvel y DC, así como editoriales independientes.


El verano de Picasso, ilustrado por John Van Fleet.
Otra vez una fantasía sicológica, pero al contrario de la exploración de nuestros puntos oscuros, polémicos y triste como “A punto de estallar” y “Trozo de madera”, aquí se destacan los puntos más nostálgicos y sublimes del alma humana.
George y Alice Smith son una pareja de mediana edad estadounidense que viajan como turistas a las playas de Biarritz (sur de Francia, casi en la frontera con España). Él es un aficionado al arte, específicamente a la pintura. Muy específicamente, a la obra de Pablo Picasso. De hecho ha elegido ese lugar para vacacionar porque es el pueblo donde Picasso pasa sus vacaciones.
Él está casi obsesionado con Picasso, ella ni siquiera puede pronunciar correctamente el nombre.
Acostados en la solitaria playa, a él le entra un ataque de nostalgia por el arte, así que Alice le recomienda que se bañe en el mar y se relaje mientras ella regresa al hotel.
George entra al agua para bañarse, cuando a lo lejos ve a un hombre bajito y calvo que camina lentamente por la playa. El hombre encuentra un palito de paleta abandonado y semienterrado en la arena y tras echar un vistazo a su alrededor para asegurarse que estaba solo, empieza a hacer un dibujo en la arena empuñando el palito. De un solo trazo y usando la arena como lienzo hace un dibujo de varios metros ilustrando sus obsesiones: caballos, toros, mujeres…., todo en una orgía de armonía y movimiento.
George sale del mar para ver de cerca al viejo que está dibujando en la arena como un chiquillo. Sin embargo, mientras se aproxima y alcanza a ver a Picasso y su dibujo, cómo las figuras iban cobrando vida conforme se las dibujaba, queda totalmente paralizado y sorprendido.
Picasso sigue absorto en su obra hasta que la termina, hasta entonces se percata de su anonadada y muda compañía. Le mira fijamente con cara divertida y se encoge de hombros como para decir “es una travesura infantil, soy un viejo tonto…, ¿qué le vamos a hacer?”
George está totalmente paralizado ante aquella maravilla;a duras penas puede musitar el nombre del artista; aunque internamente está pensando cómo preservar aquella obra maestra (¿ir por una pala, cavar y llevarse ese pedazo de playa?, ¿ir por su cámara para tomarle algunas fotos aunque solamente sean un pálido reflejo de la obra tomadas por un turista aficionado?), su cuerpo sigue paralizado, su expresión anonadada mientras su mirada sigue fija en el dibujo. Picasso se le acerca y lo mira con simpatía, casi adivinando lo que piensa. Se despide escuetamente y se aleja caminando lentamente por donde vino.
George sigue paralizado, viendo fijamente la obra y sin poder hacer nada, hasta que al fin el sol se pone y la luz se va.
La historieta cierra cuando George regresa al restaurante del hotel donde ya lo está esperando su mujer. Él pregunta que si puede oír ese sondo, al que ella le responde ¿cuál?.
“El de la marea que sube”.

John Van Fleet es un historietista e ilustrador especializado en la ilustración y en el dibujo de portadas de cómics y juegos de video (Atari Games), aunque su poularidad radica principalmente en que ha ilustrado varios libros de Star Wars.


El sonido de un trueno, guión y dibujos: Richard Corben.
Y finalmente tenemos uno de los cuentos más famosos de Ray Bradbury que incluso mereció un capítulo de los Simpson (Treehouse of horror V, segmento “Time and Punishment” donde Homero trata de componer una tostadora y en vez de eso inventa una máquina del tiempo) y sirvió de inspiración a una película hollywoodense (“El sonido del trueno”, 2005), espectacular y llena de efectos, pero de poco interés.
En 2055 existe una compañía llamada “Safari en el Tiempo S.A.” que lleva a turistas a cazar un dinosaurios en el pasado. Un cazador llamado Eckels decide pagar un safari y viajar en el tiempo para cazar un tiranosaurio. El controlador del safari le advierte que es una empresa muy peligrosa, ya han muerto varios cazadores y algunos guías y sobre todo no deben tocar nada del pasado, no dejar nada ahí y no traer nada al presente. Lo único que se permite es una fotografía del cazador con su presa ya muerta. La máquina del tiempo incluso despliega un sendero metálico hecho de un metal antigravitatorio para que la expedición ni siquiera toque el suelo y no interfieran en nada, por lo que se le advierte al cazador que no debe salir del sendero y dispararle solamente al animal indicado, puesto que el guía ya ha viajado como observador y sabe que el animal morirá por causas naturales.
La expedición viaja en el tiempo varios millones de años hasta el tiempo de los dinosaurios, la máquina despliega su sendero metálico y los viajeros salen con trajes temporales, totalmente esterilizados y con máscaras de filtro de aire dado que ni siquiera los gérmenes deben quedar en el pasado, eso sería mortal. Ante la imponente visión de un tiranosaurio real que los ataca al verlos, Eckels se acobarda y retrocede saliéndose del sendero y cayendo hacia atrás sobre la hierba; el resto de la expedición dispara al tiranosaurio y lo mata, apenas unos segundos antes de que un árbol viejo cayera sobre el animal y le causara una muerte natural. Sin embargo, el guía se enoja mucho con Eckels y le dice que retire todas las balas del tiranosaurio porque no pueden dejar nada atrás. Ya en la máquina del tiempo en el viaje de regreso a su presente, el guía le grita a Eckels que lo matará si su torpeza y cobardía han causado algún cambio temporal en 2055. Cuando llegan, todo parece normal, con excepción de pequeños cambios en los edificios…, mientras más observan, se dan cuenta que los cambios son más y más profundos: la gente viste y actúa diferente, la ortografía en los letreros es diferente hasta que preguntan quién ganó las elecciones y se enteran que fue un candidato tiránico y extremista. Ante esto, se examinan mutuamente y se dan cuente que la bota de Eckels tiene barro y una mariposa aplastada. Eckels reconoce que la pisó sin darse cuenta y le pide al guía que viajen otra vez al pasado, que la revivan, que no es posible que algo tan pequeño… Pero el guía levanta su arma, quita e seguro y…, lo último que oye Eckels es el sonido de un trueno.

Richard Corben es uno de los historietistas más conocidos y populares en el medio comiquero a nivel mundial, empezó a trabajar a principios de la década de los 70s del s. XX con mucha obra autoral, fue una de las piezas fundamentales del cómic para adultos de fantasía y CF, en 1978 empezó a publicar su obra cumbre, Den o la saga de Neverwhere. Sus obras han sido publicadas en las revistas Creepy, Eerie, Vampirella, Heavy Metal, 1984, Comix International, aunque su obra y participaciones son extensas y casi incontables.

sábado, octubre 24, 2015

Leido: Antología de Narrativa Gráfica (Jóvenes creadores, generación 2014/2015) tomo 1

Antología de Narrativa Gráfica (Jóvenes creadores, generación 2014/2015) tomo 1 by Augusto Mora, Beli, Carlos Vélez Aguilera, Juanele, Luis Safa
My rating: 5 of 5 stars

Realmente muy recomendable, es una edición de divulgación cultural promovido por el FONCA (FOndo Nacional para La Cultura y las Artes), parte del CONACULTA (COnsejo NAcional para la CULTura y las Artes) de México. Los relatos son:
* Encuentro en la Tormenta de Augusto Mora. Historite con formato bastante convencional que cae dentro de la fantasía mexicna, aunque en la antología parecería que el cuento se uedó a la mitad.
* El Estruendo del silencio de Beli. Interpretación gráfica de uno de los pasajes de la novela corta "El Estruendo del Silencio" de BEF: un robot tiene un sueño.
* La Ciudad de los Palazos de Juanele. Otra historieta convencional aunque muy divertida y ligera. Basada en leyenndas y tradiciones del virreinato en México; aunque también parece cortarse antes de terminar.
* Teresa Urrea, Santa de Cabora de Luis Safa. Visión descarnada y personal de la vida en Cd. Juárez (lugar de los feminicidios mexicanos) a través de la visión gráfica de Safa.
* Salón Destino de Carlos Vélez Aguilera. Interetación hemosamente estética y onírica de los deseos más atesorados de los humanos: la felicidad y el amor; aparte de un manejo gráfico no verbal (que sin embargo lo dice todo y más), la estética del color hace que sea un trabajo verdaderamente memorable. Quizá el mejor elemento de la antología.

Esta antología puede leerse gratuitamente en el sitio del FONCA para novelas gráficas.

lunes, octubre 05, 2015

Leído: “Órbita inestable” de John Brunner, editorial Martínez Roca, 1985.

Órbita Inestable by John Brunner
My rating: 5 of 5 stars

Brillante, compleja, deslumbrante..., como todas las obras de Brunner, principalmente su llamada "trilogía del desastre" (Todos sobre Zanzíbar -Stand on Zanzibar-, Órbita Inestable -The Jagged Orbit- y El rebaño ciego -The Sheep Look Up-), resaltando desde un punto de vista sociológico y sicológico los defectos sociales que ya se destacaban desde finales de le década de 1960:
* Todos sobre Zanzíbar - sobrepoblación y extremismos políticos.
* Órbita inestable - racismo y segregación extrema, miedo social alimentado por los medios y evolución de la ignorancia sobre la racionalidad.
* El rebaño ciego - Desastre ecológico.

En "Órbita inestable", Brunner nos muestra un futuro (el libro fue escrito en 1969 y está situado en 2014 en EUA, lo que era el futuro para él es el pasado para nosotros. Muy cienciaficcioñero) donde la segregación racial es extrema: la sociedad está dividida en blancs (blancos) y nigblancs (no-blancos). El tejido social está totalmente dominado por el miedo racial de la sociedad blanc hacia los probables disturbios violentos nigblancs a tal grado que los nigblancs tienen sus propias ciudades donde los blancs no son bienvenidos. Este miedo está alimentado y fomentado por la poderosa y amafiada familia Gottschalk cuyo objetivo es venderle armas a ambos bandos, fomentar el odio en los nigblancs para que hagan disturbios y ataques exigiendo “sus derechos” y fomentar el miedo entre los blancs para que compren armas más poderosas (y caras) que las de los nigblancs, aparte de todos sus sistemas de alarma, defensa y hasta agentes que forman cuadrillas y ejercicios autodefensa para saber qué hacer en caso de ataque.
También se nos describe un estatus cultural de la sociedad realmente espeluznante (supongo que porque eso es realmente lo que nos está pasando): a pesar de los avances tecnológicos, la sociedad ha preferido replegarse a la ignorancia, creencias y tradiciones: otra de las empresas más poderosas de este futuro se dedica a vender ídolos de plástico llamados Lar, ofreciéndolos a la gente como “dioses personalizados” después de un análisis detallado de su personalidad y costumbres. Otro aspecto social es la creencia en los oráculos ofrecidos por pitonisas, que llegan a tener el estatus de estrellas del espectáculo.
Pero el aspecto más triste es el sicológico: toda la sociedad debe ser igual, es decir, cada individuo debe comportarse uniformemente, de manera ordenada y predecible, cuidando exclusivamente sus intereses como individuo; cualquier rasgo de originalidad, responsabilidad social, pensamiento independiente o solidaridad es castigado con el internamiento a un hospital de “salud mental” donde los análisis computarizados son los que indican si uno es “normal” o no.

Todo este contexto es presentado y explicado poco a poco en la trama, por la forma en que actúan los personajes y lo que dicen. El ambiente está perfectamente integrado en el desarrollo dramático de la trama y la interacción de los personajes, una novela muy bien trabajada literariamente.

La trama empieza presentándonos a uno de los personajes principales: Matthew Flamen, un presentador de televisión (a este tipo de reporteros se les llama “hurgones”, palabra derivada de “hurgar”, a la TV se le conoce como Tri-V dado que hace tiempo ya se maneja la holografía). A diferencia de lo que ocurre con el mundo real, los hurgones ya están a punto de desaparecer. En la spciedad se ha fomentado tanto la apatía y el individualismo que a nadie le interesan los escándalos. Flamen tiene que ser muy cuidadoso y perspicaz en sus investigaciones para mantenerse del lado de la verdad y causar un impacto social lo bastante fuerte para seguir al aire. Con él conocemos la importancia de los Gottschalk, la sospecha de sus luchas internas por el poder y los indicios de que quieren introducir a un agitador racial, el inglés Morton Lenigo a Estados Unidos con fines desconocidos y oímos de la empresa Lares & Penates Inc., responsables de los Lar.
Otro de los personajes principales de la novel es Lyla Clay, una jovencita (casi adolescente) que trata de ganarse la vida en esta sociedad y futuro atemorizador y horrible, con ella conocemos el ambiente de terror e incertidumbre de los blancs hacia los nigblanc, la Tri-V y la violencia extrema de le sociedad al grado que tienen que usar trampas mortales en las entradas de sus departamentos. Las mujeres tienen que usar yashes (Brunner no los explica, pero queda claro su uso, son una especie de burkas (vestido para las mujeres, se ve como si se pusieran una sábana encima para disfrazarse de fantasmas, excepto que las burkas tienen una rejilla de tela en la cara para que las mujeres puedan ver y respirar). Lyla trabaja como pitonisa mientras su pareja, Dan trabaja como su mackero (diciéndolo educadamente: su representante artístico).
El tercer personaje principal es James Reedeth, sociólogo - sicólogo de hospital de salud mental de Ginsberg, con él se presentan diversos aspectos sociales: a importancia y dependencia absoluta de las computadoras, inclusos para saber si somos normales o no, el manejo de las leyes y tendencias sociales.

Con estos tres personajes, la cosas que hacen, con todas sus relaciones, sucesos nos vamos enterando del estado de la sociedad en el s. XXI y se nos presentan muchos otros personajes, la mayoría son secundarios, pero algunos llegan a tener trascendencia en la trama como:
*Pedro Diablo: también hurgón, pero de la Tri-V nigblanc, expulsado de Blackbury, la ciudad nig más importante debido a extremismos raciales (si hubo un blanc en tu familia hace, digamos 3 generaciones, tú ya no eres un nigbanc “puro”).
*Harry Madison: nigblanc internado en el hospital Ginsberg para “recuperar” su sanidad mental, aunque Reedeth sospecha que en realidad está ahí porque está más cuerdo que la mayoría. No pueden darlo de alta debido a papeleo burocrático.
*Elías Mogshack: Director del hospital Ginsberg y proponente del individualismo social donde todos somos iguales y cortados con la misma tijera, al grado que las máquinas deben poder procesarnos estadísticamente. Si no encajamos, somos anormales. Para eso está el Hospital Estatal Memorial Ginsberg para los desarreglos Mentales.
* Xavier Conroy: Profesor de sociología refugiado en una universidad de segunda clase en Canadá. Enemigo de Mogshack y sus teorías individualista. Él defiende la idea de que la solidaridad, unión, creatividad e inteligencia definen a un ser humano y que es casi un pecado el dejar que las máquinas nos clasifiquen.
Portada de la primera edición en inglés. Ace Books, 1969.

La trama se va desarrollando lenta y dolorosamente, mostrando los aspectos más tristes y desalmados del futuro, pero toda la narración y la acción van en crescendo, es decir, cada vesz más rápido y de más impacto: varios acontecimientos (a primera vista sin importancia) hacen que todos los personajes principales y algunos secundarios (que aquí muestran su trascendencia en la trama) confluyan e interactúen en un mismo lugar, dando a conocer situaciones que logran un clímax que desata la esperanza para la humanidad.
Una de las subtramas que conducen a este clímax:
El Mayor Black es el dirigente de la ciudad de Blackbury, en un arranque de megalomanía hace traer a Herman Uys, el mayor experto racial sudafricano que determina que Pedro Diablo no es un nig “puro” y por lo tanto el Mayor Black lo expulsa. Por contratos legales entre la población nigblanc y el gobierno Federal, Pedro Diablo no puede quedarse sin trabajo, así que es reasignado para trabajar con uno de lo últimos hurgones: Matthew Flemen.

Cuando todos los personajes están juntos, intercambian los fragmentos de información que tienen y se dan cuente del diabólico plan general de los Gottschalk: ellos facilitaron la entrada del agitador y fanático racial Morton Lenigo a Estados Unidos para organizar disturbios utilizando a los nigblancs para dar un golpe de estado y recuperar lo que “por derecho les pertenece”.Pero en realidad a los Gottschalk sólo les interesa que llos nigblanc estén alborotados para venderles armas de última generación, causarles un pánico absoluto a la población blanc y venderles así un arma (una especie de tanque urbano) capaz de resistir ataques y con el poder destructivo suficiente para acabar con una ciudad; claro, esta arma es cara y se las venderían a lo blancs a plazos.
Para lograr tener estadísticas y tendencias sociales (y pronósticos de ventas) reales, la poderosa familia Gottschalk desarrolla una computadora increíblemente compleja y que es capaz de hacer algo digno de ciencia ficción: ocupar una parte de la conciencia de un humano con personalidad en ruinas y que no se puede reconstruir, y convivir con humanos reales. Al final de la novela nos enteramos que esta computadora (conocida por el nombre de Robert Gottschalk) ha ocupado la mente de Harry Madison (que originalmente sí ha sufrido impactos sicológicos tan fuertes que prácticamente es un retrasado mental), a partir de esta ocupación (una especie de control remoto) es que Harry muestra una mente clara, enfocada, sólida y grandes habilidades con los aparatos electrónicos, aparte de habilidades casi sobrehumanas (a duras penas explicables por un excelente estado físico y un entrenamiento militar digno del mejor soldado). Él es el que explica todos sus análisis estadísticos, llena los huecos e incógnitas acerca del plan Gottschalk, y todo lo hace para tratar de hacer un cambio de rumbo debido a que los pronósticos de ventas son nulos: las estadísticas indican que los blancs van a estar tan asustados, que les van a tener miedo incluso a otros blancs que compren el nuevo armamento, los van a linchar incluso por el hecho de que tengan el poder económico suficiente para comprar el armamento.
Robert Gottschalk (o Robot Gottschalk o Harry Madison) les da esta información para evitar el desastre financiero y después se desconecta dejando a Harry Madison como una humano que apenas y puede reconocer dónde está y que sí necesita estar en el hospital de desarreglos mentales, mientras los demás tienden a actuar conforme a lo que acaban de concluir:
*Pedro Diablo regresa a Blackbury donde les explica a los cabecillas de los disturbios que todo es un plan de los Gottschalk para usar a todos los nigblanc como peones, incluso desenmascara a Morton Lenigo como un fanático embaucador que quiere seguidores para que la sociedad funcione con él quiere.
*Matthew Flemen decide seguir como hurgón desenmascarando el plan de los Gottschalk y la teorías individualistas y deshumanizantes de Elías Mogshack.
*Xavier Conroy regresa a dar clases en su universidad en Canadá, satisfecho por enterarse de que muchas personas clave están convencidas de que la verdadera humanidad no es el individualismo y la desunión, sino la solidaridad, la creatividad y el respeto a la inteligencia.
*Lyla Clay decide dejar de ser pitonisa y regresar a estudiar bajo la tutoría de Conroy.

Es de destacar que el fin de la novela presenta un diálogo entre Clay y Conroy donde se exponen los puntos de vista del propio John Brunner ante los retos de desunión de la sociedad. Muy bien trabajado literariamente, aunque en dos o tres ocasiones se le van las patas.

Como decía yo a principio de este escrito: es una novela brillante y compleja que no le otorga concesiones al lector. Quizá en una primera lectura se revele confusa e impenetrable, pero una segunde lectura muestra el brillo escondido tras la complejidad.

View all my reviews
4973.18 

domingo, septiembre 27, 2015

Leido: ¡Cómics!

¡Cómics! ¡Cómics! by Muy Especial
My rating: 5 of 5 stars

Una crónica contemporánea por demás recomendable, una actualización sobre la enciclopédica "Cómic, 9o arte" de Alejandro Vallejo y Carmen Domínnguez para Episa y Euskal Telebista (1989).

Aquí se nos actualiza el estado del cómic en esta era electrónica de Internet con una breve narrativa y análisis del desarrollo del cómic en diferentes partes del mundo (EUA, Europa, Sudamérica, Japón), un artículo dedicado a la novela gráfica, al Cómix underground de los 60s del s. XX, un artículo dedicado a la historia del cómic en México (y porqué ya no llamamos historieta a la historieta, aunque es mejor decirle "cómic" que "cuentito"), las tiendas de cómic en México (y la envidiable salud de la que ahora gozan), el webcómic; un reconocimiento no sólo a los moneros, sino a las moneras.

Y al igual que el entrañable "La vida de cuadritos" de Rius, un par de páginas en historita explicando lo que es un cómic.

Indispensable para todo comicfan, nerd, ñoño, friki, obseso, traumado, loco del cerebro o como quieran llamarnos.

View all my reviews

viernes, agosto 14, 2015

Leido: Mitos y Leyendas

Mitos y Leyendas Mitos y Leyendas by Muy Interesante
My rating: 5 of 5 stars

Es un libro recopilatorio de los artículos de mitos y leyendas que han aparecido en la revista; desde el mito de las amazonas (guerreras feroces y míticas) al Yeti (o Pie Grande o Sasquatch), pasando por el Ganesha hindú, el héroe irlandes Cú Chulainn o el cruel Huitzilopochtli de los mexicas.

Como originalmente son artículos divulgativos, cada entrada se presenta en forma concisa y clara, explicando —hasta donde es posible— el origen del mito o leyenda, qué relación tiene con hechos reales, cómo ha evolucionado en la historia (dejando de ser parte de la cultura de una sociedad, como los unicornios o los basiliscos medievales, a formar parte del folklor étnico, parte de su tradición oral y, en algunos tristes casos, pasan a formar parte de la mitología contemporánea, formando parte de fraudes, mentiras, charlatanerías y ser como se dice de las brujas y fantasmas en México: "Nadie cree en ellos, pero todo mundo les tiene miedo".

Una obra entretenida y muy MUY bien escrita, totalmente apegada a su intención original: la divulgación cultural.

View all my reviews

viernes, julio 31, 2015

Leído: Los cielos de Júpiter

Los Cielos de Júpiter by Vladimir Vasquez
My rating: 2 of 5 stars

Escrito que oscila entre la novela infantil y juvenil.

Básicamente de aventuras, la trama en la que se cimenta es bastante arquetípica: el sistema joviano se encuentra dominado por un gobierno teocrático, absolutista y totalitario; para generar una reacción más emocionalmente de odio en el lector, la mano armada de este gobierno es conocida como “Inquisición”. Como toda trama infantil que se respete, ellos son identificados como los malos, sin ambigüedades ni dudas.
Siguiendo con las tramas infantiles, se nos presenta al héroe impoluto, valiente, inteligente, fuerte y casto (con novia, claro, para evitar cualquier sospecha de homosexualidad o ambigüedad de género y dejar bien claro que es machín y medio machista, aunque una de las lecturas entre líneas de la novela indican claramente su asexualidad), astuto, hábil y prácticamente inmortal. Ya entrando a terrenos juveniles, se nos presenta al grupo de amigos del héroe: inteligentes, educados, cultos, atractivos, valientes y excelentes para la batalla.

Ya con estos antecedentes es fácil plantear el esquema de la trama: los malos dominan Júpiter y lo tienen subyugado, los buenos lo quieren liberar a toda costa.

La narración de las batallas, las vicisitudes y actos de heroísmo es lo que ocupa casi toda la extensión de la novela (es muy interesante considerar que, técnicamente, por su estructura dramática, no debería ser considerada una novela, sino un cuentote de varios cientos de páginas); como el escrito es un ebook, no tiene mucho sentido mencionar el número de páginas que tiene (depende del e-reader que se use, el tamaño de letra, formato en que se lea, etc., está entre 700+ y 900+ páginas), lo único que se puede establecer es que es muy grande (700+K para un .epub es MUY grande).

En el atractivo juvenil de narrar batallas (usando tecnología un tanto anacrónica, ilógica y hosca) vuelve a brillar la faceta infantil del relato: los malos, aparte de fanáticos, son feos y ridículos, lentos y torpes, atacan salvajemente sin seguir estrategias. Los rebeldes, en cambio, consiguen una y mil victorias heroicas a pesar de estar en clara desventaja numérica y táctica. Una hazaña equiparable solamente a las batallas ewoks - tropas imperiales (Star Wars) o na'vi - marines espaciales (Avatar).

Sin embargo, la trama principal concluye a mitad de la novela y después de algunos capítulos de enlace (ganan los buenos, por supuesto, como lo merece toda aventura juvenil, y nuestro héroe, Lois Rackham gobierna a Júpiter liberado, así que el autor trata de seguir sus aventuras políticas —sin mucho tino, estos son temas no juveniles— donde el héroe demuestra su habilidades como peleador, excursionista y yogui invulnerable), surge un nuevo némesis, él mismo, Rackham contra nuestro héroe Rackham, para esto Vladimir Vasquez (él lo escribe así, sin acentos) elucubra una nueva trama delirante: el grupo de los buenos tratan de construir un motor hiperlumínico, no funciona, pero les resulta una máquina del tiempo con lo que regresan unos años al pasado y Rackham se proclama a sí mismo como Profeta y establece una dictadura teocrática, totalitaria y absolutista. Tras la consideración infantil y juvenil de que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”, la flota de lo que queda de la Inquisición y el grupo de héroes unen fuerzas contra el enemigo común. Hay batallas, corretizas, escaramuzas; pero al final el héroe y sus amigos logran atrapar al maloso “falso profeta” el cual, al ser capturado, les advierte que en realidad no es un viajero temporal, sino un visitante de otro universo y que la máquina del tiempo es en realidad un artefacto para viajar en el multiverso, así que podían esperar más visitantes, algunos menos malos que él, pero algunos peores.

El libro también sirve para ejemplificar otro punto, ya muy alejado de la trama o incluso de la ciencia ficción: en estos tiempos en que los libros electrónicos están ganando terreno, hay voces que defienden el libro de material de árbol muerto principalmente por tradición, o nostalgia o simplemente por defender un pasado que ya se está diluyendo sin remedio. Una de las ventajas del mundo editorial tradicional es que cada escrito es revisado por correctores de ortografía, gramática, estilo, por editores que revisan y hacen sugerencias para que la trama mejore y/o se vuelva más comercial.
En el mundo de la autopublicación electrónica se pierde todo esto. Ya no contar con ayuda de editores es buena idea porque sus “correcciones” y “sugerencias” casi siempre van por mal camino. No siempre, pero casi. Pero lo principal es que se pierde la posibilidad de que lo corrija otra persona.
Se nota esta pérdida en el libro de Vladimir Vasquez, hay errores ortográficos, gramaticales y hasta semánticos y de estilo, sin hablar de los inevitables “typos” o errores de dedo.
Los correctores automáticos ortográficos y gramaticales de los procesadores de texto y las ayudas informáticas que hay (sé que existen algunos correctores gramaticales y semánticos mejores que los de default, existen lectores automatizados que ayudan mucho a la calidad de escritura) solamente pueden corregir hasta el 99% de los errores. El libro “Los cielos de Júpiter” es un excelente ejemplo de que usar estas ayudas es necesario.

View all my reviews

viernes, junio 26, 2015

Leído: Inferno de Dan Brown

“Inferno”, Dan Brown ,publicada originalmente por Doubleday, publicada en español por editorial Planeta, 2013.

Una de las novelas más esperadas en la línea de thrillers “Bestsellers” de Dan Brown y bajo esta óptica (fue escrita ex-profeso para ser bestseller) hay que considerarla.
La novela empieza bien, con el protagonista herido y sin recuerdos de los últimos dos días y ahí se sigue con una deliciosa estructura literaria y bestseleresca no lineal, con personajes bien delineados y la suficiente información (sobre todo sobre arte y, claro, de la “Divina Comedia” de Dante Aligheri).

Una de las características de toda obra escrita para ser bestseller son sus estructuras literarias. Todo se escribe en voz activa de una forma lineal y lógica, siguiendo estructuras gramaticales estrictamente clásicas y simples. Esto tiene la ventaja de que el texto se puede leer muy rápidamente con una comprensión de más del 90% de parte del lector. Para las obras bestseller esto es muy importante puesto que van a entrar en el mercado mainstream, esto es, el público al que va dirigido es demasiado general, muy posiblemente con un nivel cultural medio y sin una gran capacidad de atención y retención, muy posiblemente ni siquiera es público lector, por lo que no es necesario escribir de forma creativa o imaginativa para que se pueda leer entre líneas o que haya varios niveles de lectura.

Sin embargo, la escritura entre líneas o la obtención de un significado a partir de la estructura literaria o significado semiótico no son posibles de evitar, a menos que la estructura literaria sea intencionadamente simple o que sea muy breve, así que los aficionados a la lectura y/o a los misterios y/o a la fantasía nos encontramos con traiciones y actitudes simplonas e infantiloides. Dan Brown tiene también la mala costumbre de exponer el misterio por medio de un suspenso artificial y muchos Deux Ex Machina (suspenso artificial: explica las cosas y situaciones como le convienen al autor, encubre nombres y hechos cuando se descubren, tan sólo los expone cuando ya no hay de otra; Deux Ex Machina: ¿cómo escapan los héroes?, en el último segundo encuentran una puertita de salida que nadie conoce).

Siguiendo los lineamientos de los thrillers, Dan Brown toca muchos temas y se toma el tiempo para explicarlos (por algo la versión en español tiene más de 500 páginas). No es que esto ya haga que valga la pena leer la novela, pero personalmente es lo que yo buscaba y encontré en abundancia.

Hacia el final de la novela, en el punto donde empieza el clímax, la novela se pone medio rara: la estructura literaria se vuelve lineal, simplona y predecible, los personajes empiezan a actuar de forma infantil, tonta e ilógica, la trama parece simplificarse hasta el grado de parecer aventurita hollywoodense..., y de repente, en lo más álgido de la trama, Brown expone una idea brillante y lógica que hace que el “villano” deje de serlo y sea simplemente un antagonista; es fácil hasta considerarlo “un héroe incomprendido y menospreciado” como lo quería él desde el principio. Desgraciadamente, los protagonistas de la historia tienen actitudes ilógicas y babosas y tienen que aguantar el desenlace de telenovela estadounidense que les enjareta el autor.

El final queda abierto, sin una conclusión contundente (cosa que no se les da muy bien a los autores gringos), pero que deja la puerta abierta con una cuestión ética realmente inquietante en el mundo real: sí, la sobrepoblación es la base de cerca del 90% de los problemas de la humanidad, y no se nos va a aparecer un héroe ficticio talentoso, imaginativo y estrictamente lógico que nos venga a resolver el problema, así que ¿qué hacemos?

Un libro no muy impresionante, pero que cumple su objetivo, aunque sea como un caramelo: mientras dure sabe rico, pero cuando se acaba, no deja algo memorable para recordar.

4885.92

martes, junio 23, 2015

Leído: El libro de las brujas

“El Libro de las Brujas”, varios autores, colección Made in Hell de Dark Horse, publicada en español por editorial Norma, 2005.

Libro de cuentos en formato gráfico que tienen un tema en común: las brujas. Los cuentos son:

* Las brujas de Macbeth de William Shakespeare. En la obra original, la escena de las brujas es apenas una viñeta literaria, es decir, una escena sin historia, con personajes que no tienen peso en la trama, solamente sus accionnes. La adaptación al cómic es igual, tan sólo muestra el extracto que escribió Shakespeare, aunque el trabajo gráfico es brillante, mostrando la imaginería clásica de las brujas tal como lo marca la tradición medieval.

* La bruja troll de Mike Mignola. Un cuento de Hellboy, con todos sus elementos clásicos: una historia dura, no complaciente, difícil y amoral, y un desenlace muy raro (no malo, sólo raro) que pone a trabajar la mente, la imaginación y nuestros lineamientos éticos.

* La madre de los sapos de Clark Ashton Smith. Un relato en formato de texto. Quizá un poco fuera de lugar un un libro de historietas, pero completamente a sus anchas dado la temática tratada: una bruja que vive en medio de un pantano, enorme, horrible y obesa, tan parecida a un sapo que la apodan “la madre de los sapos”, trata de seducir a un joven mensajero por medio de engaños y una poción mágica.

* La chica de la flor de Scott Allie. Un relato mucho más contemporáneo y urbano, pero igual de escalofriante si se pone uno a reflexionar: dos hermanas, una apenas una niña y la otra ya adolescente, tratan de pasar unas horas solas en su casa mientras llega su mamá. Las travesuras y maldades de la niña llevan a la adolescente a tal nivel de exasperación que le da una bofetada en la cara a la niña; ésta, presa del dolor y la sorpresa, corre huyendo de su casa. Sin embargo, su carrera la acerca a una vieja casa abandonada; la adolescente, en su frenética carrera para alcanzar a su hermana, alcanza a ver por accidente a una bruja anciana rodeada de demonios, la alcanza una maldición y regresa a su casa con un ojo velado, como si ya estuviera enfocado a otro mundo. Al otro día la adolescente encuentra a la bruja para pedirle que le quite la maldición; la bruja le ofrece una flor para que la maldición recaiga en la niña y la adolescente se convierta en su pupila, con todos sus privilegios y poder; sin embargo, no le puede dar la flor a su hermana porque le pasaría la maldición, así que ambos ojos le quedan inutilizados en este mundo, pudiendo ver sólo “el otro universo” lleno de demonios.

* El gris-gris de Jim y Ruth Keegan. Una narración más clásica de brujería en el sur profundo de Estados Unidos, un terrateniente orgulloso, prepotente y fanfarrón ofende a un famoso duelista (la acción ocurre a fines del siglo XIX) y lo reta a un duelo a muerte. Presa del pánico recurre a una bruja, ella le dice que para matar a su contrincante necesitaría alguna pertenencia de él. Como el terrateniente no tiene pertenencias íntimas, la bruja le ofrece un poderoso amuleto llamado “Gris-Gris” que es un murciélago muerto envuelto en un hilo rojo, le advierte que es muy poderoso, concede lo que pidan, pero puede llegar a ser muy malo. Cuando el terrateniente le pregunta cuánto dinero quiere, ella le contesta que nada, pero que le de algo que a ella le guste, en su caso, su sombrero, pero al terrateniente le parece demasiado ridículo y se va de ahí. Al día siguiente, durante el duelo, el terrateniente en vez de empuñar la pistola y disparar, se encoge de miedo, el duelista, lleno de asco por la cobardía de su contrincante, dispara al suelo gritando que “la bala encuentra más honor en la tierra que en su piel cobarde”, el terrateniente aprovecha que está de espaldas y ya sin pistola ni balas y lo mata de un disparo. Cuando está huyendo en su caballo, encuentra a la bruja en su camino y le dice que ya debe pagar, puesto que el gris-gris ya cumplió su parte, pero el terrateniente alega que el amuleto no ayudó, que fue su actuación; en ese momento el gris-gris se vuelve malo, espanta al caballo para que se encabrite y caiga sobre el terrateniente, recupera la vida, se convierte en un murciélago amenazante mientras una niebla negra y espesa envuelve al terrateniente.

* El blues del becerro de oro de Mark Ricketts. Otro punto de vista de las tradiciones y leyendas del sur de Estados Unidos. En Nueva Orleans, ciudad musical, del blues y del jazz, se dice que la guitarra es invento del diablo, y los que saben tocarla bien es porque le vendieron el alma al diablo. Una señora le compra una guitarra muy barata a su hijo adolescente puesto que no le alcanza para un radio. El adolescente se aficiona a la guitarra y aprende a tocarla, pero solamente toca melodías tristes y melancólicas, de blues, no puede tocar bien ninguna otra. Toca tan bien que pronto atrae a más gente que la propia iglesia. Igual que la idolatría al becerro de oro predicha en la biblia.

* La verdad sobre la brujería; entrevista con Phyllis Curot. Es una de las promotoras más sobresalientes de la religión Wicca (la religión original de las brujas). Tiene doctorado en derecho y licenciatura en filosofía, además ya ha escrito tres libros acerca de la religión Wicca. Es una cháchara New Age, pero entretenida.

* Salem y Mary Sibley de Scott Morse. Una historieta sin historia, solamente con contenido gráfico (y sí, diálogos), sin embargo la historia que le sirvió de base es más interesante y le da sentido al cómic: es un homenaje a la caza de brujas en Salem, Massachussets: una de las declarantes de los “juicios” ya llevaba nueve años muerta, así fue como los puritanos “purgaron” a Nueva Inglaterra.

* Los infamiliares de Evan Dorkin. Un simpático cuento más de aventuras que de terror, pero sí de brujas: una manada de perros ven cómo su pueblo se va llenando de gatas negras y de mujeres de olor raro. Descubren que son brujas y que están a punto de despertar a una diosa destructora, también descubren que todas las involucradas deben ser mujeres (las brujas) o hembras (las gatas) y creyentes. Si introducen un elemento que no cumpla con esto, el hechizo no resulta y las creyentes van a sufrir las consecuencias. Pintan de negro a un gato parte de la pandilla, atrapan a una de las gatas negras y la sustituyen. Ya con él, el hechizo no funciona y la diosa destruye a las brujas y a las gatas. Y la manada salva a su pueblo.

Entretenida, sin llegar a ser muy brillante.

4883.32

domingo, junio 14, 2015

Leído: Neonomicon de Alan Moore

Otra obra brillantísima de Moore que no decepciona para nada.

Una visita a los mitos del Cthulhu lovecraftiano desde la perspectiva muy perticular de Moore, evitando todas las trampas, recismo y gazmoñerías de H.P Lovecraft (simplemente hay que tener en mente que vivió a principios del s.XX y su mente se construyó alrededor del puritanismo, Alan Moore es más bien de fines del s.XX y su mente se construyó alrededor de las libertades morales, sexuales y civiles de las décadas de 1960 y 1970).

Un policía, Aldo Sax, es asignado para investigar una serie de asesinatos brutales y grotescos. Todos tienen un modus operandi parecido, pero lo raro es que los perpetradores no parecen relacionados entre sí; no profesaban la misma fe religiosa, no eran fanáticos, ni drogadictos ni nada.
Leyendo con mucho cuidado e investigando a detalle, Sax se da cuenta que el único punto común es que llegaron a visitar un club llamado "Zothique" y que llegaron a escuchar a un grupo de rock llamado "Los gatos de Ulthar". Visitando el club aprende que hay algo llamado AKLO involucrado; de forma racional, piensa que es una droga que los pone lo suficientemente locos para los asesinatos, así que contacta al traficante principal de objetos del culto raro que ve en Zothique y le pide AKLO.
Cuando va a su departamento por lo que pinsa es una droga, se topa con que AKLO es más bien un estado mental donde su alma se compenetra tanto al universo de los antiguos (los entes originales en la mitología lovecraftiana) que empieza a comprender su lenguaje y sus conceptos. Una vez que "regresa" al mundo real, se da cuenta que nuestra realidad no es real, que es tan sólo una proyección del universo de los antiguos, y los "asesinatos" que investiga no fueron asesinatos, sino liberaciones hacia el universo "real", y entre más cereminioso, mejor.

Lo malo es que en nuestra relaidad, Sax se ha vuelto loco y está matando a personas de una forma brutal y grotesca.

Tiempo después, Sax ya ha sido capturado y encerrado en una institución mental, donde se considera de muy alta peligrosidad puesto que asesina a uno de sus seguidores, pero la investigación la continuan otro par de agentes federales, Merril Brears (mujer) y Gordon Lamper (hombre) que, tras una entrevista con Sax (con una svátika tatuada en su frente y hablando lenguaje AKLO que los agentes llaman seudolenguaje) empiezan a desentrañar el misterio, empiezan a seguir pistas, van al club Zothique a tratar de detener al traficante principal, pero se les escapa.
Después de seguir un enredado y cada vez más grotesco misterio, la agente Brears se da cuenta que todo el culto coincide con las descripciones literarias de Lovecraft (por cierto, Moore aprovecha muy bien esta oportunidad para criticar su escritura y mencionar dos o tres hechos también muy grotescos de su vida). Los agentes terminan en una tienda donde se venden todos los objetos relacionados al culto, engañan tan bien al dueño, que éste los invita a una ceremonia.

Pero la "ceremonia" consiste en una especie de orgía dentro de una especie de alberca con paredes construidas de chapas de madera y metal intercaladas para capturar la energía orgonal generada por la actividad sexual. La alberca está conectada un río, todo para atraer a uno de los avatares de los antiguos, a Dagon.
Para desencadenar el clímax de la historia, la verdadera identidad de los agentes Brears y Lampers es descubierta, el agente Gordon Lampers es asesinado y violan varias veces a la agente Merril Brears para generar más energía orgonal.
Al fin aparece el avatar de Dagon, una especie de hombre anfibio Con una alta energía sexual, después de venirse un par de veces ("correrse",  el cómic que leí es de origen español así que tiene mucho españolismos; para los originarios de otros países, sus términos y jerga es muy chistosa, pero entendible, aparte, Moore debe haber utilizado caló inglés (o estadounidense, no sé), ni modo que los traductores usaran antiguallas inútiles como "cáspita" o "atiza") para "deleite" de sus seguidores, les avisa que le gusta la nueva y que se la quiere coger ("follar" en el español españolado), lo cual hace con gran entusiasmo y energía.
A lo largo de varios días, el ente viola a la agente como 8 veces, un día la agente orina a la orilla de la alberca, el ente (no quisiera decirle "monstruo" y mucho menos "dios") prueba la orina e inmediatamente la saca de ahí, consciente de que la van a matar una vez que él se harte de ella.

Así que ella consigue su libertad y avisa a las fuerzas del FBI que irrumpen en el lugar y tienen que matar a los pocos que quedan porque tratan de resistirse con rifles, a los demás ya los ha asesinado Dagon -a quien también matan, aunque lo que muere es el avatar, no Dagon en sí.

La agente Merril Brears tiene un descanso por la fuerte experiencia traumática que sufrió, aunque no le dice a nadie que fue violada varias veces y no deja que le hagan exámenes físicos. Va a visitar a Aldo Sax y le empieza a hablar en lenguaje AKLO, a lo que Sax sí responde y empieza a hablar en lenguaje humano.
Brears le explica que al fin comprende al universo de los antiguos, su forma de ver la vida y su universo, y que las violaciones de Dagon la dejaron embarazada, pero sabe que no está esperando a un mestizo. Está esperando a aquel que duerme en la profundidades y que sueña con su venganza, aquel que va a despertar y que va a poner el fin para nosotros, pero el principio para ellos.

Fantasía y literatura de alto calibre, sin trucos de Deux Ex Machina, ni diálogos en off para que explique lo que vemos ni nada así. Tan sólo una historia como debe ser contada.

4875.55

sábado, junio 13, 2015

Leído: "Nueve futuros" de Isaac Asimov

Algunos de los primeros cuentos de Isaac Asimov, un poema y algunas notas curiosas.


Varios de los cuentos son ya tan famosos que algunas veces existen por sí solas o están recopiladas en otras colecciones.
El libro abre con un poema que tiene un título con traducción rara. Originalmente se llama “I just make them up, see!” (¡Los acabo de hacer, vean!), pero lo tradujeron como ¡Vale la pena leerme,vean! Creo que más que nada es una ocurrencia asimoviana, pero con un título mal traducido, como que se despierta la sospecha de que el poema completo esté mal traducido.

Las secciones siguientes también están clasificadas como poesía, aunque son fragmentos en prosa de notas de rechazo (“Rejection slips”, se podría traducir como “Resbalones de rechazo”, el título “Notas de rechazo” está bien, da la idea correcta, pero clasificarla como poesía es medio ridículo).

El primer cuento en el libro es “Profesión” (“Profession”). En el futuro a todos los humanos se les procesa para implantarles conocimientos en dos etapas: cuando son niños se les implanta el conocimiento para que puedan leer; y cuando ya tienen 18, se les implanta el conocimiento para que puedan ejercer una profesión. Para esto se hace un breve análisis de la configuración cerebral de cada uno para saber qué profesión es la que mejor puede ejercer, solamente que hay algunos individuos con una configuración cerebral tan única y diferente a los demás que no se le puede implantar alguna profesión y son enviados a un instituto. Al principio se les hace creer que es un instituto para débiles mentales a los que no se les pudo educar. El protagonista del cuento, George Platen, es uno de estos individuos y escapa del instituto porque sabe que él no es un débil manta. Poco a poco va reflexionando y aprendiendo que el instituto no es de débiles mentales, es una escuela, y que a él no se la va a implantar un conocimiento fijo, él va a aprender en libros, va a ser libre para pensar por su cuenta, va a inventar cosas ya generar nuevos conocimientos, y que el nombre real de la institución no es “para Débiles Mentales”, sino es “Instituto de Altos Estudios” y que su configuración mental no indica un defecto, sino creatividad.

El siguiente cuento es “La sensación de poder” (“The feeling of power”). Si en un futuro no tan lejano las máquinas llevan todas las cuentas y hacen los cálculos, ¿los humanos, que ya no necesitamos hacer operaciones matemáticas, realmente ignoraríamos la capacidad que tenemos de hacer todos esos cálculos, sumas, restas, etc.? ¿Y si alguien repentinamente descubriera que puede hacer estas operaciones, mucho más lentas y proclives a errores pero invulnerables a espionaje electrónico? El conocimiento generalmente conlleva una sensación de poder enorme.

El siguiente cuento es “La noche moribunda” (“The dying night”), una historia dentro del filón detectivesco asimoviano: un científico resentido clama que ha hecho un descubrimiento fabuloso, y que de hecho ya ha desarrollado un prototipo que funciona. Pero muere unas horas antes de que lo presente en público. Aunque la muerte fue por causas naturales (un ataque cardíaco), los papeles que probaban la verdad del descubrimiento han desaparecido. Los sospechosos del robo de los documentos son los antiguos colegas del científico (con ellos son con los que estaba resentido). Todos son astrónomos que trabajan en observatorios extraterrestres, todos tienen un fuerte motivo para haber cometido el crimen. En la escena no hay huellas ni pistas ni nada. Cualquiera podría ser culpable, solamente sus costumbres extraterrestres los pueden delatar, así que Asimov nos presenta un juego de ingenio para encontrar al culpable.

El cuarto cuento es el que se lleva las palmas, por lo menos es el más simpático: "En Puerto Marte y sin Hilda" (“I'm in Marsport without Hilda”). Ingenio, cinismo y muchas, pero MUCHAS ganas de portarse mal, al fin que Hilda no está. Otra vez un ingenioso y medio Deux Ex Machina juego asimoviano detectivesco. Se perdona la licencia literaria porque el cuento está muy divertido.

El siguiente cuento "Los Buitres Bondadosos" (“The gentle vultures”), una de esas rara avis asimovianas donde los protagonistas son extraterrestres. Cala muy profundo en una de las cuestiones éticas más peliagudas de la humanidad: ¿debemos ocasionar daño en aras de evitar una situación verdaderamente catastrófica? Sabemos que todo ser consciente tiende a no hacer daño a otro ser consciente directamente, pero todos lo hacemos si no vemos directamente el daño que hacemos (nadie mataría a un delfín, pero todos tiramos basura y echamos desechos al mar, aún sabiendo que esto va a matar a muchos delfines). ¿Los extraterrestres (hurrianos) deben empujar a la humanidad a una guerra nuclear para evitar que la agresividad y sed de sangre de los humanos conquiste la galaxia dentro de 500 o 1000 o 10,000 años?

Los siguientes tres cuentos tratan con dos de las ideas asimovianas más notables de sus inicios: Asimov pensaba que en vez de computadoras íbamos a tener una sola computadora que iba a servir y administrar a la humanidad: la Multivac. La segunda idea es que el futuro y todos los destinos humanos son predecibles, solamente que hay miles, millones de variables y estímulos que influyen en nuestro destino y futuro; pero si existiera alguna máquina lo suficientemente poderosa y capaz para conocer TODOS los detalles de cada persona en la humanidad, la máquina podría predecir el destino de la persona con un alta probabilidad de acertar (siguiendo las tradiciones medievales, en algunas historias en vez de máquinas superpotentes y poderosas, Asimov recurre a diablitos, extraterrestres y otros seres sobrenaturales). 

 El siguiente cuento, “Todos los males del mundo” (“All the troubles in the world” - Todos los problemas del mundo). Toda la humanidad ya está controlada por Multivac; como parte del trámite para volverse ciudadano terrestre, cada persona debe llenar un cuestionario largo y muy detallado para que Multivac tenga todos sus datos, de esta forma, Multivac puede hacer un análisis probabilístico de las acciones de cada persona, saber si es probable que vaya a cometer un crimen y así prevenirlo. En uno de los reportes diarios que entrega, Multivac predice un 17% de probabilidad de que se cometan dos asesinatos. Después de que personal del Departamento de Correcciones tratara de prevenir los asesinatos, y de que siguiera un par de pistas falsas, descubren que todo es una complicada trama para que Multivac sea asesinada, deducen que Multivac ya es tan compleja como cualquier ser consciente, y al cargarle todos los problemas y responsabilidades de la humanidad, Multivac lo único que quiere es morir.

“Mi nombre se escribe con S” (S as in Zebatinsky (spell my name with an S)), un físico nuclear acude con un numerólogo para tratar de cambiar su destino, después de que el numerólogo le aclarara que no es un adivino, sino un analista de estadísticas, le recomienda que cambie su apellido de Zebatinsky a Sebatinsky. Dado que tiene que hacer papeleo legal, su expediente circula por el Departamento de Seguridad de su ciudad donde su nombre resalta por su apellido extranjero y después de mucho sospechosismo paranoide típico de la guerra fría, los militares de seguridad deciden ordenar a la universidad de Princeton que lo nombre académico (profesor adjunto de física) para así tenerlo vigilado (cumpliendo así el sueño dorado de Sabatinsky) y también iniciar las investigaciones para desarrollar un escudo antirradiaciones, equilibrando así la carrera armamentista y reduciendo la posibilidad de una guerra nuclear. Al final del cuento nos enteramos que todo fueron manipulaciones probabilística de dos extraterrestres incorpóreos, Haround y Mestack que habían hecho una apuesta sobre el destino del planeta (anular la aniquilación nuclear).

“La última pregunta” (The last question). Quizá es el cuento más clásico y fundamental de toda l bibliografía de Asimov. En el cuento se describen diferentes estadios de desarrollo de la humanidad (desde el futuro terrestre, cuando Multivac es una computadora planetaria, cuando se empiezan a realizar los primeros viajes interestelares gracias al descubrimiento del hiperespacio y los saltos hiperespaciales, cuando se empieza a colonizar toda la galaxia, cuanto toda una galaxia forma un solo ser mental y cuando toda la humanidad, ya incorpórea e inmortal, forma una sola unidad mental) y en todas las etapas se le pregunta a Multivac ¿cómo revertir la entropía?, ¿cómo revivir a una estrella muerta?, ¿cómo evitar la muerte del universo? Han pasado tantos miles de millones de años que el universo muere en medio de su entropiía, llevandose a la entidad energética conocida como humanidad. Sin embargo, Multivac no muere porque existe en el hiperespacio, formado por algo que no es materia ni energía; simplemente existe. Hasta que muere el universo puede terminar de recabar datos acerca de la reversión de la entropía, pero ya no hay una humanidad a quién responderle la pregunta, y como el espacio-tiempo ya no existe, prepara su respuesta y una demostración en el hiperespacio donde no existe el tiempo. Al fin logra la conclusión de su demostración: simplemente dice HÁGASE LA LUZ....

“El niño feo” (Lastborn (the ugly little boy) – El último nacido (el pequeño niño feo)). Un cuento totalmente asimoviano: plano, técnicamente brillante, imaginativo..., y que se le fue de las manos a Asimov: un laboratorio está perfeccionando la técnica de la manipulación temporal. Su primer éxito es la extracción de un bebé neanderthal de su tiempo y su inserción a nuestro tiempo. A partir de este éxito, el laboratorio (Estasis, Inc.) cobra fama, relevancia y consigue muchos fondos y financiación. Contratar a una enfermera para cuidar al pequeño neanderthal y siguen recobrando algunos objetos de hace millones de años, de relevancia para paleontólogos y geólogos; sin embargo, cada objeto extraído tiene una deuda energética temporal y debido a eso no puede abandonar los campos de contención estásicos de los laboratorios, so pena de que absorban energía de generadores, transformadores, plantas de generación de energía, etc., es decir, si algún objeto extraído de su tiempo abandona el laboratorio, “chuparía” toda la energía disponible de los alrededores, de la ciudad de Washington, DC, que es donde está el laboratorio dejándola sin ningún tipo de energía durante un año aproximadamente, dependiendo del tamaño y complejidad del objeto extraigo, que tan difícil fue localizarlo, fijarlo como objetivo, etc. La única forma lógica de anular este efecto es regresar el objeto extraído a su lugar y su tiempo. Todo eso por el lado lógico, la extracción de un neanderthal también tiene una fuerte perspectiva sentimental: aunque técnicamente no es humano, es un ser consciente y lo suficientemente inteligente para aprender a leer y comprender algunas cosas, por ejemplo, que la enfermera (Srta. Fellowes) es su mamá, y claro, Edith Fellowes despierta todo su instinto materno. Así que por un lado, existe la persepectiva lógica: el niño neanderthel debe regresar a su lugar de origen y a su tiempo para anular toda la deuda energética que tiene, y por otro lado está el lado sentimentsl: el niño neanderthal ha sido criado como humano, ha aprendido a commer a base de que lo alimenten, ha aprendido a hablar inglés, a jugar y a la cultura del s.XX; regresarlo de golpe a su época significaría matarlo, y no se puede enviar a la Srta. Fellowes porque no hay deuda energética y allá no hay campo de estástis. Asimov desarrolla mucho la faceta sentimental e intenta (sin mucho éxito) disminuir la importancia de la faceta lógica, se tropieza con sus propios pies y logra una conclusión que, en mi humilde opinión, es totalmente insatisfactoria.

4874.68

sábado, junio 06, 2015

Leído:2312 de Kim Stanley Robinson

Una gran novela en todos los sentidos, longitud, estructura, trama, alcances, complejidad, etc.

Bueno, primero el principio: es una GRAN novela en longitud porque la versión en español tiene casi 600 páginas en su presentación en material de árbol muerto, aún su presentación como ebook ocupa más de 800KB (este es un gran argumento para resaltar las ventajas de los ebook, en epub solamente tengo que cargar mi ereader, en físico tendría que andar cargando un ladrillote). Por cierto, yo conseguí el ebook en epub libre y la traducción es terrible, llena de errores de concepto, mal uso de concordancias singular/plural, mala gramática; espero que solamente sea la traducción de epub libre.

La estructura también es bastante grande y compleja, sigue el estilo clásico de la CF: una historia bastante intrigante y amplia que sirve para engarzar muchas facetas y/o subtramas cienciaficcioñeras: la trama principal es una intriga político-policial-terrorista a nivel sistema solar, sin embargo Kim Stanley Robinson utiliza cualquier excusa para hablar de terraformación, ecología, informática cuántica, viajes espaciales, cuerpos del sistema solar, mecánica celeste, sistemas económicos y sociales..., me dio mucha risa porque este libro dejó su huella en el mainstream, y los lectores de mainstream no acostumbrados a los teje-maneje cienciaficcioñeros encontraron la trama del libro "difusa y diluida" sin tomar en cuenta que en la CF las subtramas se dedican a temas científicos y de fantasía. Robinson lo hace sin mucha habilidad, pero con mucho entusiasmo, y también tiene el problema de que usa a los mismos personajes en todas las subtramas, ya sean ecológicas, de investigación o aventuras. Se queda uno con cara de "Mmmmmmmmmmhhhhhhhh"...

La trama es grande porque tiene repercusiones en todo el sistema solar. Se registra un ataque a la ciudad mercuriana de Terminador con un conjunto de pequeñas rocas que son lanzadas en diferentes trayectorias y velocidades, aunque todas impactan a un blanco común al mismo tiempo, logrando la destrucción de un cometa o asteroide pero burlando los sistemas de vigilancia planetarios. En la novela se desarrolla la sospecha de que este ataque haya sido perpetrado por el mismo autor que atacó un terrario (asteriode ahuecado que se usa para construir un bioma para uso humano, de investigación, vacacional o para reproducir o mantener especies de animales ya extintos o en peligro de extinción en la Tierra), lo dejó inutilizado y mató a miles de personas. En esta  trama principal participan los dos personajes principales y casi todos los secundarios (hay un personaje secundario que participa en una subtrama venusina que al final se enlaza con la trama principal. ¿Porqué Robinson no hizo esto con otras subtramas?) y por supuesto tienen que estar viajando de un extremo al otro del sistema solar.

Los alcances también son grandes debido a que, como los personajes tienen que andar viajando por todo el sistema solar, Robinson aprovecha y mustra diferentes facetas acerca de la terraformación de planetas, satélites y asteroides, el uso de terrarios como naves espaciales, el ambiente y las condiciones de vida en todos esos cuerpos del sistema solar (momentos que aprovecha para mencionar el sistema económico Mondragón donde reina un intercambio económico horizontal, inspirado en la ciudad de Mondragón, en Euskadi -País Vasco, en español- y su sistema cooperativista) y cuando los personajes tienen que visitar la Tierra, Robinson aprovecha para descibir su situación social, la sobrepoblación, el desastre ecológico y cómo todo el sistema solar ya se halla balcanizado, dividido en facciones.

La complejidad es alta, aunque la historia es básicamente lineal, la trama muestra de repente algunos flashbacks y tramas en paralelo, eso sin mencionar todos los desarrollos y explicaciones que hace Robinson del ambiente cienciaficcioñero del s. XXIV; aparte hay que mencionar que, al igual que Brunner y su novela "Todos sobre Zanzíbar", Robinson utiliza "subcapítulos" para mencionar (no relatar ni narrar) diferentes aspectos de la trama, el ambiente humano o simplemente el humor o forma de ser de los personajes. Los subapítulos son:
* Extractos. Menciones o recortes de otras obras o artículo acerca de alguno de los aspectos de este futuro.
* Listas. Son simplemente eso, listas que mencionan cosas que están muy sutimente relacionadas con un aspecto de la trama.
* Paseo quántico. En forma bastante libre y medio confusa se muestra el pensamiento y desiciones de las computadoras cuánticas personales llamadas qubos (este es uno de los puntos donde más destaca la mala traducción, al principio traduce "cubos" y después "qubos", de igual forma primero menciona "Paseos cuánticos" y luego "Paseos quánticos"; los qubos reciben ese nombre por los qbits, las unidades de información cuánticas, base de la computación cuántica; nombre abreviado de "quantum bits").

El etcétera se refiere a que la novela está más orientada a fans y cienciaficcioñeros ya con tablas en el medio. No es que los mainstreameros o bestseleros estén excluidos, pero..., no respondo chipote con sangre, sea chico o sea grande.

4868.64

viernes, mayo 22, 2015

Leído: Soy Leyenda (novela Gráfica) de Steve Niles

Muy pobre ejecución gráfica y literaria. No es que los dibujos estuvieran mal hechos o algo, la novela gráfica Persépolis tiene dibujos mucho más básicos, pero es mil veces más interesante; me refiero a que aquí los dibujos se usan para ilustrar la historia narrada, amén de que la adaptación literaria no es muy afortunada. No puedo hablar de libro original de Richard Matheson a partir de esta pobre adaptación porque a lo mejor perdió muchos detalles y sutilezas durante el proceso, pero en la narrativa de la novela gráfica la historia es aburrida, sin algún objetivo o rumbo claro, cursi y chabacana.

Una obra de narrativa gráfica, de arte secuencial, cómic, historieta, tebeo o como le quieran decir muestra ilustraciones o dibujos que muestran lo que sucede con la trama: de manera análoga a una película, los dibujos o ilustraciones deben servir como parte integral de la narrativa; el usar las herramientas gráficas solamente para ilustrar lo que describe el texto es el equivalente cinematográfico a usar una voz en off para describir lo que estamos viendo.

La trama básica ya debe ser harto conocida por las películas basadas en la novela (Last Man on Earth, 1964; The Omega Man, 1971 y I Am Legend, 2007): una extraña pandemia ataca a toda la humanidad convirtiendo a todos los afectados en vampiros, quedan varios sobrevivientes, pero tan dispersos y alejados uno de otro, que todos piensan que son el último humano en la tierra que o se ha convertido en vampiro. Robert Neville, el protagonista de la historia así lo piensa. En la novela original, Neville no es un especialista en biología, ni en ciencia ni nada; es tan sólo un sobreviviente.
Así, sin objetivo ni dirección transcurre la historia, presentando cómo los vampiros se presentan al anochecer y al amanecer alguno ya están "muertos" por el hambre, conforme pasa el tiempo sus ataques son más predecibles y fáciles de adivinar, hasta que Neville lo considera casi rutinario. Por aburrición aprende algo de biología e investiga la enfermedad. Aprende mucho y recopila mucho, pero nunca llega a una cura. Me voy a brincar todos los pasajes aburridos y sin rumbo de la historia y me voy directo al anticlimático final: encuentra a una mujer y la captura, a pesar de que ella se resiste. Cuando la lleva a su casa empieza a dudar: aunque ella no sea un vampiro (la encontró a plena luz del día), podría estar infectada. Niles, el autor de la novela gráfica se avienta sus buenos dos capítulos mostrándonos como Neville se gana su confanza para poderl sacar una muestra de sangre y analizarla (y dándonos tiempo para pensar ¿por qué simplemente no la deja ir o la corre de su casa?). Al final ella se escapa golpeándolo con una maza de madera y dejándole una carta explicándole que en realidad ella lo estaba espiando porque ella ya es parte de una nueva especie: ni totalmente vampiro ni totalmente humano y consideran enemigos a los vampiros y a los humanos como él; aunque ella escapa, muy pronto aparece un grupúsculo que lo captura porque lo quieren ejecutar públicamente. La mujer lo visita en su cárcel antes de la ejecución y le da unas pastillitas para que se suicide antes de que lo torturen cruelmente mientras lo ejecutan.

De verdad que la adaptación cinematográfica (sobre todo  la versión más reciente, con Will Smith) está mucho más lógica y emocionante.

4855.68