sábado, octubre 14, 2017

Cultura infantil, juvenil, adulta y anexas



¡AArrggghhh!¡Ya no voy a poder alquilar ultraporno!
- profesor Hubert J. Farnsworth


Al principio uno siempre se va con la finta: se piensa que los programas y películas para niños y adultos son simplemente aquellos que no muestran pornografía ni desnudos y no tienen violencia ni verbal ni física. Y la clasificación para adolescentes y adultos es la que muestra cierte violencia gráfica y desnudos y las de adultos muestran violencia física, verbal y hasta sexual, y desnudos y sexo no explícito y....

El problema es que bajo esta óptica, entre más edad "tenemos permiso" para ver más cosas; los adultos maduros ya podrían ver hard porno, los adultos mayores fetichismo, y así hasta llegar a la edad del profesor Farnsworth de Futurama, que a los 140 años (¿o eran 150?) ya podía ver ultraporno.
Creo que los primeros que se dieron cuenta del problema fueron los escritores dedicados a la literatura infantil: los niños no son adultos delimitados, los cuentos dirigidos a ellos no son simples cuentos normales donde se les "recorta" sexo y violencia. Los niños también viven en el mundo real; saben que eso existe, solamente que no han tenido tiempo para comprender, decodificar y hasta poder predecir las consecuencias del deseo sexual desbocado, de la venganza (ilusamente) violenta, de métodos coercitivos (es decir, forzan a alguien a hacer, a decir o a creer algo). De hecho, las historias para niños deben de ser más ingeniosas y bien trabajadas literariamente; no sólo deben decir y tratar temas que sean absolutamente comprensibles para niños, deben de hacerlo en un lenguaje claro y directo.
También existen características que se destacan en los temas para niños: generalmente los protagonistas o héroes son niños y/o niñas y muchas veces se incluyen animales y seres (siempre y cuando sean antropomorfizados y con características morales sencillas y directas: son buenos o malos) y las historias también son sencillas y directas (y como ya todos deberíamos haber entendido, sencillo no quiere decir simplón o tonto, sino evitar ambigüedades morales, finales abiertos, subtramas complejas y siempre llegar a un objetivo, esto es, concluir total y satisfactoriamente).
Las historias para niños pueden tratar cualquier tema.
Es muy (pero MUY) importante verificar las historias para niños y no autoengañarse con lo de "si tiene dibujitos y animalitos, es para niños"; esto nos podría llevar a considerar a "Rebelión en la Granja" (Animal's Farm) de George Orwell como un libro infantil:

La portada puede parecer infantil, pero la historia es un relato que critica a los
sistemas absolutistas y su formación bajo el pretexto de "justicia social", no para niños. 

O todavía peor, se podría pensar que la película "Heavy Metal" es para niños porque "es de caricaturas" (nombre que se le da en México a los dibujos animados):

Sí, muy bonito hasta que muchas protagonistas se empiezan a desnudar y se muestran escenas muy violentas y
muy gráficas, extraterrestres drogándose y robots cachondos...

Las historias juveniles se caracterizan porque destacan la aventura y la acción sobre la trama; los personajes y protagonistas ya son humanos (mujeres y hombres, generalmente no niños, pero hay sus excepciones) y los animales ya no son antropomorfizados. En los últimos años también se ha puesto de moda tocar temas juveniles dentro de las historias, aunque esto no es necesario.

Los juegos del hambre. Historia juvenil por autonomasia. Aunque se supone que la historia
principal es la comptencia a muerte de los jóvenes que buscan sobrevivir, la trama se desvía hacia el romance, la amistad
y la lealtad de los protagonistas.


Otro buen ejemplo son las películas/novelas de la saga Crepúsculo donde se mezclan personajes de
historias de horror (vampiros y hombres lobo) con romances y relaciones juveniles.
Los personajes infantiles/juveniles se caracterizan porque moralmente son planos: buenos, malos o indiferentes. No se permiten ambigüedades, dudas, remordimientos, etc. Cuando mucho arrepentimientos tipo telenovela estadounidense (los malos se arrepienten y se vuelven buenos).

Los personajes juveniles por excelencia: los caballeros jedi son buenos sin ninguna arista ni duda, no tienen ambiciones monetarias ni de poder, ni deseos sexuales, ni nada; sólo piensan en hacer el bien sin mirar a quién.
Los guerreros sith son malos malosos hasta el hueso: sólo piensan en hacer el mal y destruir, pero al igual que los jedi sin ambiciones, ni monetarias ni sexuales.




Igual que con la cultura infantil, lo importante es el tratamiento que se les da a las historias, solamente por el hecho de que sean jóvenes y todavía no tengan un gran cúmulo de experiencias o vivencias, no quiere decir que estén limitado a este tipo de historias.
Y tampoco quiere decir que si algo parece de aventuras o es una narración o cuento breve, forzosamente está dirigido al público joven:

Parece una sencilla aventura, pero su prosa está muy bien trabajada para presentar estructuras sintácticas complejas, maneja una gran sutileza al manejar sentimientos complejos como la nostalgia, la soledad, el deseo de triunfo y trascendencia. Es obvio que cualquiera lo puede leer según el manifiesto de literatura juvenil, pero..., creo que van a sobrar opiniones.
Otro ejemplo es la novela "Moby Dick" de Herman Melville: a primera vista es una  aventura en alta mar. Pero adentrarse en la narración implica atravesar un pesado libro con un profundo simbolismo y sentimientos extremos casi ininteligibles (como el odio exacerbado y deseo de venganza del capitán Ahab hacia el cachalote) además de reflexionar sobre temas como biología, política, racismo y religión. Igual que en el ejemplo anterior, no es que no lo puedan leer los jóvenes, pero...

Y las historias ya adultas se caracterizan porque muestran todos los trucos literarios habidos y por haber, construcciones literarias que muchas veces se pueden leer rápidamente sin problema, pero que a veces hay que leer más lentamente y con atención y con esto el autor puede jugar con el ritmo de la narración. Las caracteristicas de los personajes es que tienen dimensionalidad moral y ética, esto es por un lado tienen la libertad de ser buenos y por otro pueden hacer maldades y todo esto ocurre AL MISMO TIEMPO; lo interesante es ver el proceso de elección que eligió.

Y este es uno de los personajes lterarios por excelencia. Su historia no es de aventuras, ni hay sexo ni desnudos, ni violencia gráfica ni explícita. Más bien es un llamado a la reflexión acerca de los extremos de la moralidad y ética humana que pueden llegar a extremos de volvernos monstruos, cómo se pueden llegar a desarrollar deformidades en el alma que nos llevan a pensar que hacerle mal a otros humanos está bien y que eso va a mejorar nuestro status de alguna manera. Y cómo los seres normales buscan sobrevivir ante el infierno.
Otro personaje con una dimensionalidad moral y ética digna de reflexión. Es muy importante este ejemplo porque la literatura para adultos no debe etiquetarse solamente como "seria" o que toque temas trascendentales.
"Watchmen" sí es una historia basada en aventuras y fantasía, pero con una estructura literaria que no he visto igualada en otra obra (ya sea literaria, cómic, manga, película, obra de teatro...) y con personajes tridimensionales y llenos de aristas en su dimensión ética. Y creo que Ozzymandias (nombre real: Adrian Veidt) es el más complejo e interesante de todos. Según la obra, tuvo que desarrollar, implantar y ejecutar un plan maestro para salvar a la humanidad de un intercambio nuclear, una III guerra mundial que muy posiblemente fuera el apocalipsis de la humanidad; pero para llevar a cabo su plan tuvo que sacrificar a varios millones de neoyorkinos (según el cómic original, tuvo que fingir la teletransportación de seres tan extraños que todos pensaron que eran extraterrestres y potenciar una onda síquica que mató a millones y sumió en la desesperación a muchos otros millones haciendo que toda la humanidad se uniera para protegerse ante la amenaza extraterrestre; la película "Watchmen" muestra este desenlace de forma más boba y dramática y a Ozzymandias como un malo de telenovela. Si ven la película, recuerden siempre que la verdad de fondo está en el cómic).
Nos lleva a pensar en que hizo lo que hizo para el objetivo máximo de todo humano: la preservación de la especie, mostrando una voluntad férrea durante años para que su lógica no interfiriera con su moral. Juzgándolo según una cultura más juvenil (y de un punto de vista más occidental): mató a millones, así que es malo, aparte en la película se queda sólo, como en las telenovelas.

Como mencionaba al principio del post: una obra con desnudos, erótica o de plano pornográfica no tiene un sentido adulto, no necesariamente. De hecho, las películas donde las mujeres (u hombres, hay sexismo hasta en el erotismo y la pornografía, pero eso es otra historia) se la pasan mostrando y presumiendo sus atractivos sexuales (si no es gráficamente explícito, se le llama soft-porno, cuando es explícito se le conoce como hard) tiene el grueso de su público entre el público adolescente y juvenil (o adultos jóvenes). Hay que tomar en cuenta que lo principal es la historia: el erotismo o pornografía son solamente elementos agregados:

El primer ejemplo (y el más obvio) es la película "Nymphomaniac vol. I y vol. II" que nos cuenta la historia de Joe, una ninfómana, pero haciendo hincapié un su comportamiento, ética y actitudes; incluso ante el hecho de que ella reconoce y acepta su ninfomanía como una manía, una característica de su forma de ser, y no un síntoma de abandono, soledad o dependencia. Es evidente que debe de haber escenas explícitas (el director tuvo mucho cuidado de que fueran relevantes para la historia, no necesariamente de "buen gusto" que es algo diferente para cada quién). 
Otro buen ejemplo es la novela "Los nombres del aire" y de hecho cualquier relato del ciclo de Mogador. El enfoque de la historia es principalmente narrativo y descriptivo. Su belleza literaria se engarza con las descripciones del deseo y erotismo femenino. Tanto los personajes como la trama está muy lejos de las características del género juvenil.
Y ya para terminar, este ejemplo de una rara y extrema belleza y sutileza. Está compuesto por narraciones líricas (digamos, verso en prosa, o, como lo califica el propio Volpi, "prosa cortada"). A primera vista parecen solamente las descripciones de un bosque oscuro y tenebroso, algunos cuentos bastante impactantes, pero que aparentemente no vienen al caso y hasta algunas fábulas clásicas que se colaron por ahí (Hansel y Gretel, la Caperucita Roja, la Cenicienta). Todo esto hasta que uno se da cuenta que todo está escrito y dirigido bajo un contexto: en 1945, en la Alemania nazi, un grupo de civiles fueron reclutados para formar una "Policía de Reserva" encargada de "limpiar" a todas las aldeas de los alrededores de judíos.
Y es entonces cuando reflexionamos: ¿qué clase de perversión lleva a un ser humano a considerar a un semejante "indeseable" o "insecto" y pensar que debe exterminarse? ¿Qué clase de oscuridad lleva a un panadero a convertirse en un asesino? Y es cuando entendemos que estamos atestiguando cómo el alma de todos estos hombres se van adentrando en el Oscuro Bosque Oscuro para perderse y ya no regresar a la luz, o, al igual que las versiones de Volpi de las fábulas infantiles, para que se los coma la bruja o el lobo. Se necesita una gran perspectiva cultural o autoconocimiento o experiencia social para saber que todos tenemos un alma o consciencia estructurada y llena de recovecos; en esa esquina puede haber un brillo de ternura y compasión, allá podríamos hallar amor y lealtad, acullá quizá hallemos constancia y prudencia, pero también sabemos que agazapadas se encuentran nuestros aspectos mezquinos y de envidia, que nuestros deseos y ambiciones se pueden desbocar y llevarnos a la ruina...., y que podríamos entrar al Oscuro Bosque Oscuro y perdernos en las tinieblas. La novela no contiene sexo, ni erotismo, ni pornografía; la violencia descrita no es muy gráfica y corresponde a lo que uno esperaría de un relato de guerra. Pero lo verdaderamente terrorífico y demoledor es que Volpi te obliga a ser parte de ese batallón que decide adentrarse en ese Oscuro Bosque Oscuro.

5612.54

miércoles, septiembre 27, 2017

El fantasma de Canterville de Oscar Wilde


Esta novela corta fue publicada por primera vez en 1887 en la revista The Court and Society Review.

La trama va a caballo entre el terror y el suspenso, la sátira y la burla abierta y absurda; aunque es una historia clásica de fantasmas, la trama está basada en el comportamiento bárbaro de una familia estadonidense que compró el castillo embrujado y cuyo comportamiento logra que hasta el fantasma les tenga miedo. Al final una mujer miembro de la familia desarrolla lástima hacia el fantasma, le ayuda llorando y rezando por él y a descansar en paz. (Si a alguien le suena conocida esta trama por la película "Beetlejuice" o uno de los capítulos de los Simpson, es mera coincidencia, creo).

Y es que el escritor británico-irlandés Oscar Wilde (1854 - 1900) escribió todos sus cuentos y novelas con un estilo de sátira muy sutil, exponiendo aspectos bastante criticables y señalables de la sociedad de sus tiempos. "El fantasma de Canterville" es una sátira feroz hacia las historias de terror (las historias de fantasmas, bastante populares en ese entonces), pero aparte destaca y critica el pragmatismo, abandono y mercantilismo de la sociedad estadounidense, los rígidos papeles sociales de la aristocracia inglesa, de lo que se supone que nos debe dar "miedo" y cómo las únicas actitudes y sentimientos reales y universales son la compasión, la solidaridad y la ayuda, y cómo al final, Virginia Otis (la mujer que ayuda al fantasma) es recompensada con joyas y con una mejor comprensión de la vida y la muerte y la fuerza del amor.

Actualmente la novela corta ya no tiene mucho sentido, ni estilo y ha sido imitada hasta la saciedad, pero hay que tomar en cuenta que Wilde fue el primero que tuvo la osadía de tocar este tema en la forma en que lo hizo. Quizá con eso se comprenda mejor la importancia de los escritos de Oscar Wilde.


5597.85

viernes, septiembre 15, 2017

Nezahualcóyotl: el despertar del coyote de Antonio Guadarrama

Editado por Suma de letras, parte del grupo
Penguin-Random House, 2011.

Es realmente admirable la cantidad de información recopilada por Guadarrama (el autor) para el desarrollo de una novela coherente en todos los aspectos; incluso los diálogos y el estilo de discurso que usaban los habitantes originales coinciden con lo que narran las crónicas, códices y relatos (sí, hasta donde sabemos así era: rimbombante y lleno de fórmulas protocolarias). Sin embargo, el escrito adolece de un estilo literario primitivo, muy sencillo, casi infantil.

Aunque el estilo literario es un poco limitado y a veces raya en lo telenovelesco, la trama está muy bien desarrollada para mostrar los diferentes aspectos y relaciones entre los señoríos de la antigua Anahuac:

  •  Texcoco (acolhuas): Ixtlilxóchitl, Nezahualcóyotl, Tlilmatzin, Azcatl.
  •  Azcapotzalco (tepanecas): Tezozómoc, Maxtla, Tayatzin, Chichincatl, Chachaton.
  •  México-Tenochtitlan (mexicas): Chimalpopoca, Izcóatl, Moctezuma Ilhuicamina, Tlacaelel.
  •  Tlatelolco (tlatelolcas): Tlacateotzin, Cuautlatohuatzin.
  • Coyohuacan: Tlatolton.

La mayoría de estos personajes son parte de la historia y fueron reales. Hay otros ficticios como el enano espía Tlatolton, los ancianos Chichincatl y Chachaton o el campesino acolhua Azcatl.

Es la biografía novelada y semificticia del rey poeta: Nezahualcóyotl, el coyote ayunado. El escenario son los reinos del valle del anahuac, la región azteca.

Y los aspectos de la narración son principalmente dos: la guerra entre Azcapotzalco y Texcoco que dejó huérfano a Acolmiztli Nezahualcóyotl y la formeción de la triple alianza Tenochtitlán-Tlatelolco-Texcoco para combatir a Azcapotzalco y al cruel tirano Maxtla; aunque la narración está salpicada de subtramas telenoveleros y pasajes que destacan el papel de la mujer en el imperio azteca.



5587.48

martes, septiembre 12, 2017

Humanidad y sobrepoblación

Es en este siglo XXI que la humanidad enfenta su reto más formidable, peligroso y extraño: la sobrepoblación.



Es el más formidable porque nunca nos habíamos enfrentado a algo así y a sus implicaciones en todas la historia. La mayoría de las amenazas aparentes o reales que afectan el futuro (contaminación, calentamiento global, guerra, OGMs –Organismos Genéticamente Modificados–, etc.) son tan sólo un síntoma de la sobrepoblación humana (aparte de que este fenómeno acarrea consigo múltiples amenazas sanitarias y sociales: sobrepoblación de mascotas –muchas veces ferales– y fauna nociva, degradación social y violencia física y sicológica).
El argumento que más se usa para tratar de desdeñar el problema es establecer que toda la población humana podría caber en el estado de Texas, en Estados Unidos de América. Es tan fácil desarticular este argumento que lo considero un ejercicio oscioso, tan sólo mencionaré que el problema no es de espacio, sino de recursos y su distribución (también se puede aplicar el contra-argumento de que "y si mi abuelita tuviera ruedas, sería bicicleta" o de masturbación mental, pero no tiene caso llegar a esos extremos).

El punto que me llamó la atención y que quiero mencionar es el del apocalipsis IA. En el vox populi todavía ronda el fantasma del complejo Frankenstein, esto es, el temor de que nuestras creaciones se vuelvan contra nosotros, de que las IAs se organicen en una especie de Skynet y construyan robots asesinos tipo Terminator que exterminen  la humanidad; pero el verdadero apocalipsis ya lleva años ocurriendo, se está dando de forma muy diferente a lo imaginado y los humanos nos estamos adaptando muy lentamente.
Me refiero al desplazamiento laboral por parte de las IAs: las IAs están tomando todos nuestros trabajos. Desde principios del siglo 19 cuando los "anti-automatización" se autodefinieron como "luditas" y empezaron a destruir máquinas (principalmente telares) y quemaron fábricas hasta llegar al "Unabomber" (Ted Kacynsky) que enviaba cartas-bomba porque consideraba que la revolución industrial había echado a perder la humanidad, siempre ha habido intentos (a veces violentos y a veces de protesta) de parar a las máquinas. Mala idea. El avance de la civilización no se puede parar. Cierto que los telares mecánicos y la automatización textil dejó a muchos sin trabajo, pero actualmente podemos disfrutar telas elásticas, que no se arrugan, impermeables, que no se encogen, en fin,sin los límites que se tenían antes; a fines del siglo 19 había muchas personas cuya profesión era "calcular" o "computar" (las computadoras eran principalmente mujeres empladas por el Imperio Británico), hoy todas nuestras computadoras son máquinas electrónicas totalmente fiables y capaces de hacer miles de millones de cálculos en un segundo, pero hoy ya no existen las mujeres (u hombres) computadora. En unos cuantos años (unas cuantas décadas, en el caso de México), van a empezar a dominar los automóviles de conducción automática, es decir, autos conducidos por máquinas, por IAs: van a disminuir en más del 90% los accidentes automovilísticos, todos los viajes van a ser mucho más seguros sin importar el estado de salud física o sicológica del conductor (cansancio, intoxicación, enojo, frustración o simple distracción), el transporte de combustibles ya no va a implicar un peligro mayor y van a poder hacerse con gran eficiencia y seguridad (obviamente, la seguridad nunca va a llegar al 100%), pero esto implica que ya no va a haber choferes o transportistas humanos. Se va a cerrar esa vía laboral, lo que implica un gran aumento de problemática social.

Y a pesar de todo lo que se nos viene encima, seguimos aumentando la presión y densidad social. Es claro que hay vias de reordenación laboral, pero no sé si son suficientes o tienen suficiente capacidad para todos.

Nadie puede predecir el futuro o lo que va a pasar, pero lo que es seguro es que los tiempos futuros van a ser muy interesantes.

5584.59

domingo, julio 31, 2016

Leído: Protagonistas de la historia de Muy Interesante México.








Es solamente un recopilado de las biografías de varios personajes que han tenido peso dentro de la historia humana, con la información más relevante para cada uno, sin profundizar ni hacer juegos literarios.














5232.38

lunes, enero 04, 2016

Leído: MAFALDA Y EL ESPACIO de Quino

MAFALDA Y EL ESPACIO MAFALDA Y EL ESPACIO by Quino
My rating: 4 of 5 stars

Pequeño librito recopilatorio, especial para todos los seguidores de Mafalda: otra vez llena sus tiras de diversión y reflexión, ovnis, platillos volantes, la exploración espacial y la Luna y los selenitas.

View all my reviews

5051.80

jueves, noviembre 26, 2015

Leído: Rashômon de Ryunosuke Akutagawa.





Los cuentos incluidos en el libro se escribieron a principios del siglo XX (1915-1922). Akutagawa fue un escritor muy extraño, atormentado y de estilo extravagante para su época cuya producción literaria se puede describir como “neorrealista”, sus cuentos tiene una fuerte carga ética y moral. Es de notar que la película “Rashômon” de Akira Kurosawa se basó en sus cuentos“Rashômon” y “En el bosque”. Akutagawa terminó suicidándose en 1927. Los cuentos son:
















* Rashômon.
Estamos en el medioevo japonés, justo en una época de pobreza y desesperación: Tokio ha sido golpeado por un terremoto, un tifón, sequía y la consiguiente hambruna por la destrucción de las cosechas. Un pequeño santuario conocido como Rashômon ha quedado en el abandono y el olvido debido a la emergencia y pobreza social que se vive. Toda madera extraible ha sido robada para ser vendida como leña, el lugar es usado como refugio y escondite para ladrones y asesinos y como no es vigilado, amontonan ahí a todos los cadáveres de las personas que asaltan y asesinan. La narración se centra en un exsirviente de samurai que acaba de ser despedido debido a la pobreza generalizada. Empieza a pensar que su única salida es convertirse en ladrón, idea que le causa repulsión moral. En ese momento oye ruidos en el montón de cadáveres, se asoma y ve a una anciana que le está desprendiendo el cabello, pelo por pelo, al cuerpo de una mujer. Inundado por un asco moral casi indecible, el exsirviente se planta frente a la anciana y le empieza a reclamar por su robo. La anciana le explica que en vida fue una mala mujer, y ya muerta está bien que ahora le robe el cabello. El exsirviente lo piensa un poco y le dice “entonces, no te importará que te robe ¿verdad?” y le roba lo único que lleva: el kimono, dejándola completamente desnuda en el oscuro y húmedo Rashômon. El cuento termina con el exsirviente, ahora ladrón, alejándose rápidamente en medio de la oscuridad.

Ladrón que roba a ladrón ¿tiene 100 años de perdón? ¿Y si otro ladrón le roba al ladrón de los 100 años de perdón? ¿También tiene otros 100 años de perdón o algo así? ¿No sería mejor tomar en cuenta que pensar así lleva a la disolución social y la decadencia moral?

* La nariz.
Otro cuento extrañamente ético y sutilmente moral. Todavía en el Japón medieval, ahora en un
templo budista, el monje de más alta jerarquía también se distingue por su nariz descomunal. De 16 cms y que le llega hasta debajo del mentón, es un incómodo colgajo de carne que le hace sentir atrozmente ridículo. El monje trata de averiguar por todos los medios posibles cómo reducir el tamaño de su nariz hasta que un día se entera del remedio de un médico chino para reducir narices grandes: el remedio es simplemente hervirlas y pisotearlas hasta que alcancen el tamaño deseado. Con la ayuda de uno de sus discípulos aplica el remedio a su nariz y, efectivamente, reduce su tamaño. Pero a los pocos días el monje empieza a notar algo: todos los que tratan con él se ríen a sus espaldas. Los de más alta jerarquía lo tratan con cortesía y deferencia, pero a su espaldas emite risillas apagadas y apenas contenidas. Sus discípulos y gente de menor jerarquía social de plano estallan en carcajadas apenas él les da la espalda. Insoportablemente mortificado, empieza a desear fervientemente que su nariz regrese al tamaño descomunal que tenía antes. Y un día amanece otra vez con su nariz descomunal. Akutagawa hace una sutil (muy sutil) sugerencia de que el remedio del médico chino sólo fue temporal. En realidad esto no importa, creo que lo importante es la sutil lección que nos deja: ¿realmente queremos lo que deseamos? Si tenemos algún defecto (físico, moral, intelectual), ¿nuestro deseo realmente es corregirlo? ¿Y si estando “normales” nuestra vida es peor? Ya lo dijo Gandalf el Gris: “ni los más sabios saben a donde llegan todos los caminos”.

* En el bosque.
Este es el cuento en el que se basa la trama principal de la película de Kurosawa: En un claro del bosque se ha cometido un crimen. Un campesino encuentra el cadáver de un hombre, un samurai. El Kebushi junta a varios testigos y personas involucradas con el crimen: el leñador que encontró el cuerpo, un sacerdote budista que vio al samurai y su esposa en la mañana, antes del crimen, el policía que capturó a Tajômaru, el bandolero que asaltó y asesinó al samurai, la suegra del samurai, es decir, la anciana madre de la esposa de Takejiro, el samurai, de nombre Masago, y al propio bandido Tajômaru; también se incluye la declaración de Masago, la esposa,que se refugió en el Templo Shimuzu y por último, la de Takejiro, el samurai muerto, en boca de una medium. Los testigos tan sólo describen las circunstancias que los relacionan con el crimen. Cómo el leñador encontró el cuerpo, cómo capturó el policía a Tajômaru, los datos acerca del samurai y su esposa que da la anciana; pero lo principal es la versión de los hechos que cuentan los involucrados: aunque los hechos son lo mismos, cada uno relata los hechos según su punto de vista. A diferencia de la película, en el cuento no hay conclusión ni una segunda versión del leñador; solamente queda como ejemplo de que la verdad se relata según la perspectiva de cada uno de los testigos.

* Kesa y Moritô.
Más que un cuento, una narración bastante extraña. Personalmente la tomé como una sutil crítica al rígido sistema de jerarquías y actitudes sociales que rigen aun hoy en Japón. Moritô es un hombre que un día ve a Kesa, una mujer casada y la convierte en objeto de sus fantasías sexuales; el deseo llega a ser tan intenso que la seduce y la posee. Pero una vez satisfecho su deseo, Moritô se da cuenta que Kesa no es una mujer valiosa, ni admirable, y por supuesto no está enamorado de ella; ni siquiera quiere ser su amante. Pero, por alguna razón, tiene que seguir con ella, hacerla su pareja e incluso asesinar al esposo de Kesa, cosa en la que ella está de acuerdo, por las mismas razones que Moritô, esto es, sin saber realmente el porqué. Tampoco ama a Moritô, y está plenamente consciente que él tampoco la ama. Su desliz con Moritô fue una simple travesura, y ahora que ya satisfizo su curiosidad, solamente le queda seguir el camino socialmente aceptado. La primer parte del cuento es el monólogo de Moritô, explicando toda su extraña historia, con sus reflexiones e introspecciones. Y la segunda parte es el monólogo de Kesa, también narrando los hechos desde su perspectiva, exponiendo sus sentimientos y reflexiones.

* El biombo del infierno.
Este relato está estructurado como crónica más que como cuento, es el más extenso y, al igual que el relato “ Kesa y Moritô”, destaca más por las descripciones del Japón medieval y su rígida estructura social. Se nos anuncia que la anécdota principal del relato es la que relata los hechos del biombo del infierno, pero para poderla apreciar y entender se deben narrar las anécdotas que dan contexto a la historia, sus personajes, actitudes, ideas, etc. Todo ocurre en el castillo de un señor feudal, el señor de Horikawa; hombre admirable y de gran carácter. En el relato se cuenta la vida y el carácter del pintor Yoshihide, encargado de pintar el biombo. Este pintor, huraño, perverso y solitario tenía solamente dos cosas que le importaran en el mundo: su arte y su hija, afable, simpática y tan diferente a su padre que ganó el afecto del señor de Horikawa. Una de las características más extrañas y extravagantes del pintor Yoshihide era su gusto por lo extraño, lo grotesco y lo feo: pintaba a las figuras religiosas como si fueran vagos, mendigos, prostitutas, etc., pero tenía un gran talento y sus pinturas y dibujos muy apreciados. Después de algunas anécdotas y narraciones donde el autor establece la forma de ser de Yoshihide y su hija, llega la historia final: el señor de Horikawa encarga a Yoshihide pintar un biombo que represente el infierno, el biombo del infierno, dado que está al tanto de sus aficiones y talentos. Pero sucede que Yoshihide tiene que ver escenas muy parecidas a sus escenas infernales para poderlas pintar con maestría, así se narra como Yoshihide tiene una caja llena de serpientes y consigue un búho amaestrado para que simule un ataque a uno de sus pupilos, entre otros incidentes y anécdotas, hasta que lega a la escena final: una lujosa carroza que cae contra el piso envuelta en llamas con una dama aterrorizada en el interior. Yoshihide quiere ver algo así para poder pintarlo y terminar su biombo del infierno. El señor de Horikawa accede a desbarrancar su carroza e incendiarla con una dama dentro para que Yoshihide pudiera ver la escena y pintarla. Cuando todo está listo, Yoshihide se da cuenta que la dama en la carroza es su hija. Al principio mira con horror e impotencia, pero después observa con fascinación cómo cae la carroza desbarrancada en llamas y con una dama aterrorizada dentro. Al final, Yoshihide termia su biombo del infierno, entrega su obra maestra y se suicida colgándose de un árbol. ¿Enseñanza moral? ¿El relato es admirable por sus retratos del Japón medieval? Yo no lo sé y creo que aquellos que lean “Rashomôn y otros cuentos” podrán tener diferentes perspectivas de la literatura de Akutagawa.

5018.11