jueves, diciembre 13, 2007

Adios a la eternidad

Así me encontrará la muerte:
ligero de equipaje,
casi desnudo,
como los hijos de la mar.
- Antonio Machado.

No podría yo decir que se fue y me dejó,
tengo en mis manos su recuerdo y su amor en mi corazón.
No se desvaneció porque tengo mi fe y su esperanza,
tengo mis sueños y sus huellas.

Con ella fui el hijo de las estrellas, el hijo del mar;
en el medio del huracán sólo necesito su amor en mi corazón.

En mi travesía por los brumosos senderos de la vida moderna,
huyendo de esta bestia bramante,
hallé una luz que ahora guía mi destino;
hallé la forma de desnudarme ante mi muerte;
hallé la forma de ver el mar.

2508.93