viernes, septiembre 07, 2007

Las llamadas

Hasta las máquinas me rechazan: un celular apagado y 3 entradas a buzones imbéciles que nadie oye y yo todo el santo día cargando mi morralito, arrastrando mi amor.
Ya sé que es estúpido, pero me sentí tan..., rechazado.

2425.12