jueves, noviembre 13, 2008

La maldición renacida

Realmente no sé qué pasó...
Estaba yo allí, mi mente, mis ilusiones, esperanzas, sueños y lágrimas; y de repente desaparecieron. Poco a poco las voy encontrando y recogiendo.

Sé que sigo siendo El Inge y los Malditos.

2799.22