sábado, marzo 08, 2008

Los Nuevos Mitos I: 300

La película 300 está basada en la historia de la batalla de las termópilas, en la Grecia antigua; sin embargo, es solamente la interpretación artística del hecho histórico, la visión del cómic, historieta o tebeo, no es una interpretación directa de los hechos, es una reinterpretación artística basada en el argumento de la película “El León de Esparta” (“The 300 Spartans” - 1962). A pesar de lo interesante de este pasaje de la historia, es bastante preocupante y sorprendente ver que muchos están tomando los hechos relatados como la verdad.
Es mucho más preocupante cuando uno se da cuenta que hay gente que basa su conocimiento en los argumentos de las películas (por ejemplo, los gringos de “Americanos estúpidos”) .
Lo sorprendente radica en darse cuenta del hecho de que estamos viendo el nacimiento de un nuevo mito.


"Leónidas en las Termópilas" por Jacques-Louis David, 1814

Quizá el hecho principal que caracteriza a la película “300” es el alegato de que los espartanos lucharon y se sacrificaron por defender la libertad y la democracia. En realidad la democracia fue una idea ateniense, Esparta siempre fue gobernada por reyes y una gerontocracia exclusivista y aristocrática; en la película se menciona que los espartanos eran enemigos de los atenienses, o por lo menos que no les eran muy simpáticos; la razón de su enemistad no era porque los atenienses apoyaran la libertad (de pensamiento, sexual, artística) hasta el grado del libertinaje, sino porque habían ideado la democracia y la apoyaban, y los espartanos apoyaban la aristocracia y el seguimiento estricto de normas ya establecidas. Además, hay que tener muy en cuenta que los espartanos fomentaban mucho la esclavitud: cualquiera que no fuese espartano, pero que habitase en la región de Laconia era considerado “inferior”, conquistado y esclavizado como ilota.



La guerra con los persas se debió principalmente a la rebeldía de algunas colonias griegas en Asia Menor. La mayoría de estas colonias eran atenienses, pero el Imperio Persa decidió atacar y dominar a toda la Hélade (península griega).
Los espartanos no quisieron inmiscuirse al principio porque las colonias de Asia Menor eran atenienses, no espartanas y no participaron en la batalla de las llanuras de Maratón. Al ver que los atenienses habían ganado esa batalla sin ayuda (heridos en su orgullo de guerreros) y temiendo que el ataque persa también los afectara, decidieron entrarle a la guerra.

Mapas animados acerca del recorrido del ejército persa y los ejércitos griegos.

En la grecia clásica las profecías de los oráculos o sacerdotes de los dioses realmente eran tomadas muy en serio; a tal grado que los espartanos consultaron al Oráculo de Delfos para saber si tenían alguna posibilidad. La Pitia (mujer que dispone de poderes para la profecía, inspirados por el dios Apolo) les dijo que Esparta sería destruida o que su rey moriría.



Así que los espartanos no enviaron a su ejército por heróicos, por la gloria o la defensa de la libertad, lo hicieron por orgullo guerrero y por la profecía. El hecho de que hayan sido solamente 300 soldados espartanos es un hecho real, y se debió a que se debían celebrar unos juegos sagrados, pero la ley espartana estipulaba claramente que en caso de extrema urgencia Esparta se defendería con un contingente con los 300 mejores soldados, los que tuvieran más rango, honores, experiencia, etc.; otra falacia es eso de los refuerzos: los espartanos sí iban a participar en lo guerra, pero cuando terminaran los juegos. Mientras tanto, los 300 jamás iban a recibir refuerzos ni nada.

La película presenta el hecho de que solamente 300 soldados defendieron a Grecia en el estrecho de las termópilas. En realidad el ejército griego estaba conformado por un contingente de 6,000 soldados de diferentes orígenes: espartanos, focios, locros, tespios, tebanos, etc., además de 600 siervos ilotas (cada guerrero espartano tenía derecho a llevar a 2 siervos), cuando Efialtes los traicionó (y sí, “Efialtes” significa pesadilla) y tuvieron que enfrentar a dos frentes en batalla, casi todos los soldados regresaron a Atenas en barco, se quedaron los 300 espartanos y 700 tespios. Aquí cae otro mito espartano: se habla mucho que la organización espartana era la neta del planeta; la realidad es los tespios también eran soldados disciplinados y valientes. No eran criados con el ideal de la guerra y la gloria de ser guerreros y muy probablemente no fueran tan buenos soldados como los espartanos, sin embargo formaron parte del aguerrido ejército griego que detuvo a las infinitas huestes de Jerjes.



Quizá el error más grave en la historia narrada por 300 sea el sexo y la participación de las mujeres.
En la película, la reina Gorgo tiene una participación bastante activa en la política espartana, además presenta un papel sexual muy importante en la historia. En realidad, en la Grecia antigua las mujeres apenas eran tomadas en cuenta. En Esparta (también conocida como Lacedemonia, por eso los guerreros espartanos tenían una lambda mayúscula en sus escudos; la letra lambda mayúscula tiene forma de “V” invertida) las mujeres también vivían bajo una disciplina estricta y casi militar; no se les obligaba a pelear y mucho menos a servir en el ejército, pero sí a hacer deporte y a mantenerse saludables, esto era debido a que el papel de las mujeres era solamente el de embarazarse y tener hijos fuertes y saludables. Las mujeres nunca tuvieron un papel romántico, sexual, económico y mucho menos político en el mundo Griego.



“300” es tan sólo una película de aventuras, y dentro de ese contexto es muy buena, pero no se le puede dar alguna interpretación o paralelismo histórico.

2583.11

2 comentarios:

Anónimo dijo...

porfin encuentro alguien que me explica con simplicidad y exactitud la verdad de la historia!
Hola, acabo de ver la pelicula y... me ha encantado... pero hay un detalle actual relacionado con este mito que me intriga... ¿tiene algo que ver el simbolo del yelmo espartano de los skinheads de ahpra con este mito? ...porque (por lo menos aqui en España) los skinheads anarquistas -¡sin dios, ni patria ni amo!, es el lema- luchan a muerte por los ideales de libertad personal(la supuesta libertad de elección de los espartanos a la lucha), ateismo(Jerjes es un personaje divino) e insumision total(jamas se arrodillaran ante Persia ni ante nadie) al igual que el ídilico personaje de Leonidas, pero claro, por otra parte, Leonidas es un Rey -termino que contradice el ideal de insumision y la total libertad personal, al igual que como tu dices, los espartanos eran partidarios de la esclavitud-, tambien se menciona en la pelicula un par de veces que Leonidas promueve el anarquismo, lo que fortalece mis dudas.... podrias ayudarme con esta intriga personal? me seria muy util, gracias

Israel Laureano Lazcano dijo...

No, el yelmo espartno no tiene nada que ver con el movimiento skinhead. Para los espartanos, su yelmo era solamente parte de sus atavíos, era una herramienta más para la guerra. De hecho, ser guerrero o dedicarse a la guerra como los espartanos es un concepto totalmente contrario a la anarquía: los guerreros están totalmente sometidos a una jerarquía de mando artificial, impuesta y anti-libertaria, no tenían libertad de elección, o eran guerreros y luchaban o no eran espartanos.
En mi entrada del blog menciono que los espartanos obedecían ciegamente las profecías de los oráculos, en mi opinión eso es muy diferente a la insumisión total.

El anarquismo es un concepto que requiere gran responsabilidad personal y política y se desarrolló principalmente durante el S.XIX, no existía en la época de los espartanos.