miércoles, octubre 24, 2007

Frío

Estos días ha estado haciendo un frío de los mil demonios en la Ciudad de México, además de que hay lloviznas traicioneras. Siempre llueve justo cuando traigo zapatos de vestir, los que se resbalan horriblemente con el piso húmedo; ya me han tocado varios mantenimientos y simulacros de desastre informático, así que ya van dos o tres veces desde la semana pasada que tengo que salir como a las diez de la noche.

Todo perfecto para deprimirse, pero yo sólo atino a estar confundido.

¡Ni para eso soy bueno, caray!

2465.67