jueves, septiembre 25, 2008

Las 13 muertes del inge*

Ha habido ocasiones en mi vida en que el dolor es tan grande que morirse no es suficiente, pero como cienciaficcioñero, uno puede hacer su lista de deseos:

13. Que Cthulhu despierte de su letargo de mil años, me destroze y devore mi alma. Quizá sufra un poco en el proceso, pero no me sentiría peor a como estoy hoy.

12. Morir mediante un ataque vampírico. Sería bastante gótico, pero podría tocarme un vampiro mala onda que en vez de matarme me convierta en inmortal.

11. Quedar destazado en el ataque de un hombre-lobo. Y si no quedo totalmente destrozado, me convertiría en hombre-lobo, aunque con mi suerte apenas llegaría a hombre-itzcuintli.

10. Que los zombis me coman el cerebro en una noche tenebrosa. Aunque a lo mejor no me muero, pero como zombi come-cerebros ya no me acordaría de mi dolor.

9. Que mi transportación en el espacio-tiempo esté mal calculada y me reintegre yo en un espacio ya ocupado por otro cuerpo. Aunque con mi suerte el otro cuerpo sería mierda de perro. ¡Guácatelas!

8. Digitalizarme para entrar al mundo de mi computadora y morir en algún juego de video. Soy bastante maleta, así que mi muerte está asegurada; tiene la ventaja de que mi muerte puede ocurrir en un gráfico 3D, lleno de luces, efectos, sonido y música.

7. Que un meteorito o asteriode en ruta de colisión con la Tierra me caiga encima. Sería yo vaporizado casi instantáneamente, ni siquiera tendría tiempo para que mi cuerpo sienta algún dolor, aunque tiene la desventaja de que morirían conmigo algunos otros millones de humanos.

6. Acercarme demasiado a un hoyo negro y que me triture a nivel cuántico. Quedaría yo destrozado más allá de cualquier recuperación, tiene la desventaja de que también queden triturados la nave o crucero en el que viajo y todos los que vayan conmigo.

5. Que un replicante Nexus-6 de clase A se enoje comigo y me mate a golpes. Hacerlos enojar es fácil: solamente hay que mentarles la madre. Podría ser alguien de nivel físco A como León Kowalski, pero sería más heróico luchar contra un replicante como Roy Batty, clase A mental y físicamente. Muerte segura.

4. Que me ataque un Alien, me destace y me consuma el ácido de su baba. Seguramente quedaría muerto más allá de toda reconstrucción, pero el alien podría capturarme, llevarme a su nido y usarme como incubadora y alimento para sus larvas; sería una muerte horrible, pero no peor a lo que siento en estos días.

3. Dejar de existir como humano e integrarme a las nebulosas intergalácticas; convertirme en el hijo de las estrellas. Aunque técnicamente no me moriría, podría filtrar mis recuerdos pasados de esta vida perra.

2. Desintegrarme a nivel molecular por el experimento fallido de un científico loco. La explosión sería fenomenal, y de mí no quedaría ni el recuerdo, aunque existe el riesgo de que me clone algún otro científico loco.

y por último mi sueño dorado (o mi peor pesadilla, depende de cómo lo vean):

1. Muerte mediante decapitación Sith. Sería una muerte heróica, incluiría un duelo de sábles láser, muchas maromas y cabriolas y musiquita de fondo inspirada en los compositores rusos del siglo XIX, y tiene la ventaja de que cuando pase a ser parte de la fuerza solamente quedarán mis buenos recuerdos y mis sentimientos generosos.

2756.44

* Título inspirado en "Las 13 muertes de Buba" del monero mexicano Pepe Quintero.